Toyen en Praga

r_2100x1400_radio_praha.png

Seguidamente les informaremos sobre una exposición antológica de una pintora checa representante del surrealismo checo y parisino. La exposición se encuentra instalada en la Casa de la Campana de Piedra y en la sala de exposiciones de la Alcaldía, sitas ambas en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga.

La pintora Marie Cermínová, conocida con el seudónimo de Toyen, nació en 1902 y desde 1947 vivió en París, para distanciarse del régimen comunista. Por ello la actual exposición, organizada por la Galería Municipal de Praga en colaboración con el Instituto de Historia del Arte de la Academia de Ciencias, es la primera muestra retrospectiva de la artista en su tierra natal y en Europa, y tiene lugar al cabo de 20 años de haber fallecido la autora.

En 1982 se había instalado en el Centro Pompidou una pequena exposición retrospectiva de Toyen y de sus colegas checos Styrsky y Heisler, otra semejante fue abierta posteriormente en Suecia y ni siquiera el público parisino había tenido la oportunidad de admirar toda la obra de la pintora, pese a que su creación es muy admirada y a que sus cuadros casi no se encuentran en el mercado. Y si aparecen, pronto son vendidos.

La exposición praguense incluye la obra de Toyen desde sus orígenes en los años veinte, hasta el largo período parisino, iniciado en 1947.

"Hemos reunido obras de cinco países europeos y de dos de ultramar", informó a la prensa el historiador de arte, Karel Srp, co-autor de la exposición. "Logramos que nos prestaran de una colección privada de Caracas cuadros de Toyen muy famosos conocidos en este país sólo por medio de reproducciones". Se trata de "El mensaje del bosque" del año 1936 y "Espectro o Guerra" (strazák aneb válka) del año 1945. Los dos cuadros provienen de la amplia colección de pintura surrealista en poder de Hans Neumann, de origen checo, quien en 1947 emigró a Venezuela. Los organizadores de la exposición antológica de Toyen entraron en contacto con más de cien galerías de arte y propietarios de Francia, Suiza, Alemania, Gran Bretana, Eslovaquia y de la República Checa. Según el historiador de arte, Karel Srp, será muy difícil volver a realizar una exposición similar en el futuro y por ello la exposición praguense ofrece una oportunidad única de familiarizarse con la obra de Toyen.

Tanto más si, según afirma el mencionado historiador de arte, de su obra se conocen sólo las tres cuartas partes. Debido a que a la pintora le permitieron al viajar a París en 1947 llevarse consigo todos sus trabajos, la mayoría de su obra se halla en el extranjero y todavía no existe un catálogo de la misma.

La exposición praguense ofrece también algunas obras hasta el momento no presentadas al público. Por ejemplo, pocos de sus amigos parisinos sabían que en los años 60 y 70 Toyen hacía colages que no mostraba a nadie. "Se trata de centenares", afirma Srp, explicando que los mismos aparecieron por casualidad en una subasta pública. En la exposición de Praga figuran cerca de 70 y seguramente interesarán al público al igual que los dibujos con temas eróticos creados por la autora en su juventud sin inhibición alguna.

En fin, si visitan Praga durante las vacaciones, estimados oyentes, no se olviden de la exposición de Toyen, una de las destacadas representantes del surrealismo checo y francés, abierta hasta el 6 de agosto.