Temblores de tierra afectan a la comarca de Cheb

r_2100x1400_radio_praha.png

Los habitantes de la comarca de Cheb, la más occidental de la República Checa, fueron despertados la pasada noche por una serie de temblores de tierra.

Josef Horálek del Instituto de Geofísica de Praga, dijo a la Radio Checa que los movimientos telúricos empezaron hacia la medianoche, hora de Europa Central. El temblor más fuerte, registrado a las cero horas 8 minutos, alcanzó una magnitud de tres grados y medio en la escala de Richter.

"Ha sido la mayor liberación de energía registrada hasta el momento. Hay indicios de que en los próximos dos o tres días no se producirán temblores de considerable magnitud, pero no tenemos plena certeza al respecto. El peligro de que se produzcan temblores de hasta cinco grados en la escala de Richter, persiste," comentó el geofísico Josef Horálek.

Otro científico, Jan Zedník, de la Academia de Ciencias, sostiene que los temblores registrados en la noche del lunes al martes indican que se ha reanudado la actividad sísmica del enjambre de movimientos telúricos que empezara en la comarca de Cheb el pasado 28 de agosto.

En esta comarca, situada en la frontera con Alemania, se registraron temblores de tierra también el pasado 24 de octubre y en esa oportunidad los sismólogos advirtieron que volverían a producirse nuevos movimientos sísmicos en la zona y que la actividad sísmica podría prolongarse por varios meses.

En la comarca de Cheb se encuentran los más jóvenes volcanes checos, Zelezná y Komorní hurka, extintos desde hace miles de años. En la zona existen varias fracturas tectónicas y fuentes termales. Todo ello da origen a enjambres de movimientos telúricos. En la comarca de Cheb no se registran terremotos de gran magnitud, sino precisamente temblores pequeños. El último enjambre que inquietó a los habitantes de la región, fue registrado a finales de 1985 y principios de 1986, prolongándose por dos meses. Los temblores rajaron las paredes y cayeron varias chimeneas. El temblor más fuerte alcanzó 4,6 grados en la escala de Richter.