Teléfono celular influye en la actividad del cerebro

r_2100x1400_radio_praha.png

El teléfomo celular influye sobre la actividad del cerebro.Ello se desprende de los experimentos llevados a cabo por científicos checos.

Los efectos del teléfono celular han sido recientemente estudiados por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad Carolina, de Praga. Los peritos han averiguado que las personas expuestas al campo electromagnético del teléfono celular reaccionan una fracción de segundo más rápidamente a los impulsos externos.

"Pero esto no es una buena noticia," comenta Robert Jech que ha dirigido el experimento. "Y es que este resultado significa que el teléfono celular influye efectivamente sobre la actividad del cerebro. Y nosotros ignoramos cuál pueda ser su incidencia sobre la salud de los usuarios al cabo de largos años de uso," señala el experto checo. Al realizar experimentos similares también los investigadores de Institutos extranjeros han llegado a idénticas conclusiones.

En el experimento checo participaron una veintena de voluntarios.Éstos seguían el monitor de un ordenador, pulsando una tecla siempre que apareciese una determinada imagen a la que debían prestar atención.

Los voluntarios tenían pegado al oído un teléfono celular, pero no sabían cuándo estaba apagado y cuándo funcionaba. El aparato estaba dentro de un estuche que no dejaba pasar ni el sonido ni el calor, que pudieran revelar a la cobaya humana que el aparato estaba funcionando.Cada experimento duró 45 minutos.

Resultó que los participantes en el experimento reaccionaban 20 milisegundos más rápidamente cuando el teléfono celular estaba encendido y también el electroencefalógrafo que medía su actividad cerebral, registró un mejor rendimiento mental. Ello significa que el cerebro estuvo estimulado por el campo electromagnético.

Robert Jech comenta al respecto: "También la nicotina reduce el tiempo de nuestra reacción a los estímulos, pero seguramente yo no recomendaría a nadie que por eso empezara a fumar."

Los investigadores checos no rechazan los teléfonos móviles. Recomiendan, sin embargo, la moderación en lo que se refiere a la duración y número de llamadas telefónicas.Aconsejan realizar las llamadas en los lugares donde la señal sea lo suficientemente fuerte y donde el teléfono celular no tenga que irradiar tanta energía. Y es que en lugares con débil señal el teléfono móvil tiene que irradiar más energía para establecer la comunicación.

De ahí que no se recomiende realizar llamadas desde recintos cerrados donde la señal suele ser más baja que en espacios abiertos. Los científicos checos aconsejan también no tocar con la cabeza la antena del celular al realizar una llamada.