Spidla critica el cierre del mercado laboral de la UE a los checos

Primer ministro checo, Vladimír Spidla y canciller alemán Gerhard Schröder, foto: CTK

La ampliación de la Unión Europea fue el tema central de las deliberaciones mantenidas este martes y miércoles en Alemania por el primer ministro checo, Vladimír Spidla.

Primer ministro checo, Vladimír Spidla y canciller alemán Gerhard Schröder, foto: CTK
En su primera visita oficial a Alemania, el primer ministro checo, Vladimír Spidla, mantuvo conversaciones sobre temas bilaterales, así como sobre el futuro de la Unión Europea.

En Berlín, Spidla fue recibido por su homólogo alemán, Gerhard Schröder, quien valoró positivamente el nivel actual de las relaciones entre los dos países. Schröder y Spidla intercambiaron opiniones sobre la ampliación de la Unión Europea. El primer ministro checo sostuvo que su país no comparte la opinión sobre la necesidad de establecer un período transitorio para limitar el libre acceso de trabajadores de los nuevos países de la UE al mercado comunitario.

"Nos estoy de acuerdo pero de hecho, la República Checa aceptó esas condiciones al firmar el protocolo de ingreso en la Unión Europea", dijo Vladimír Spidla.

Vladimír Spidla, foto: CTK
El canciller alemán señaló por su parte que considera cerrado ese tema.

"Desde el propio comienzo hemos insistido en establecer limitaciones para el acceso al mercado laboral alemán de trabajadores de los nuevos países de la Unión Europea. Por lo mismo considero cerrado ese capítulo", afirmó Gerhard Schröder, omitiendo decir cuándo Alemania abrirá su mercado laboral a los checos.

Vladimír Spidla criticó nuevamente la postura de Holanda, país que había declarado abrir su mercado laboral a los ciudadanos de los nuevos países de la Unión Europea y que luego introdujo restricciones. Spidla señaló que la República Checa podría adoptar medidas de respuesta.

El vice ministro de RR.EE. checo, Jan Kohout, aclaró, no obstante, que tales medidas serían adoptadas sólo en última instancia, añadiendo que negar el acceso al mercado laboral checo a los ciudadanos de los países de la Unión Europea sería contraproductivo para la República Checa. Los únicos países de la UE que hasta el presente no han cerrado su mercado laboral son Gran Bretaña e Irlanda.