Soldados checos combatirán en Afganistán

Jaroslav Tvrdík en Ceske Budejovice, Foto: CTK

El ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, anunció que pedirá al Parlamento la aprobación del envío de unos 120 soldados a Afganistán. Se trata de la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial que soldados checos participarán directamente en combate.

Jaroslav Tvrdík en Ceske Budejovice, Foto: CTK
Los soldados checos se sumarían a la operación Libertad Duradera respondiendo a una solicitud expresa de Michael DeLong, el segundo al frente de la operación.

De acuerdo con el ministro Tvrdík los soldados checos podrían partir a Afganistán el Primero de febrero del año entrante.

"Es necesario que el Parlamento y el Gobierno tomen las medidas correspondientes. Estoy convencido de que así será y que la República Checa cumplirá sus compromisos internacionales en la lucha contra el terrorismo internacional".

La oposición política dio a conocer que respaldará la solicitud del Gobierno, que no presentará objeción alguna para que efectivos de la Fuerzas Armadas checas participen en operaciones conducentes a sofocar el terrorismo internacional.

El director del Servicio de Inteligencia militar, Josef Proks, informó que los soldados checos tendrán en Afganistán obligaciones similares a las de los soldados británicos en el Golfo Pérsico, o sea infiltrarse en las líneas enemigas y tratar de poner fuera de servicio algunos de sus centros militares neurálgicos.

Los peritos aseguran que se trata de soldados con un alto nivel de entrenamiento para la ejecución de operaciones especiales que requieren la habilidad y precisión de cirujanos.

Entre la opinión pública se han levantado voces de protesta advirtiendo que se trata de una empresa muy compleja en la que se cuenta con la pérdida de vidas humanas, dicho con otras palabras los soldados checos irán a Afganistán a derramar su sangre.

En medios militares se habla de eventuales pérdidas humanas en decenas de hombres. Las autoridades checas insisten en que se trata de compromisos internacionales en los marcos de la OTAN y que en caso de que ocurra alguna tragedia el Estado checo se encargará de los familiares de los soldados, pero que se están tomando todas las medidas para reducir las pérdidas al mínimo.

Autor: Federico Picado
audio