Socialdemocracia aplastó al Partido Cívico Democrático en las regionales

Jiří Paroubek y David Rath (Foto: CTK)

Una victoria arrolladora que no se la esperaba ni siquiera el mismo ganador. El opositor Partido Socialdemócrata triunfó en las elecciones regionales en las trece regiones de la República Checa. El Partido Cívico Democrático reconoció la derrota, pero no se da por vencido.

Jiří Paroubek y David Rath (Foto: CTK)
Los pagos adicionales por asistencia médica y la reforma gubernamental del sector de Salud, en general, decidieron sobre el resultado de las elecciones regionales. En ello coincidieron los líderes de los cinco partidos parlamentarios en el primer debate televisivo tras los comicios en los que los opositores socialdemócratas ganaron la mayoría de los votos en las trece regiones administrativas checas. Cumplir su promesa electoral y liberar a los pacientes de los pagos adicionales en unos cien hospitales regionales será ahora la prioridad de la victoriosa Socialdemocracia. Recién cerrados los colegios electorales comenzó la búsqueda de socios para los futuros Consejos regionales. El líder de los socialdemócratas, Jiří Paroubek, sostuvo que las negociaciones se centrarán en el democristiano Partido Popular y los comunistas.

“Vamos a buscar un punto común en nuestros programas políticos y confío en que lo encontraremos. Es el asunto de las organizaciones regionales del partido. Lo menos probable es que surja una coalición con el Partido Cívico Democrático”.

Según indicó el líder de los comunistas, Vojtěch Filip, su partido está preparado para asumir la oportunidad, que le aproxima un paso más hacia el Gobierno en el próximo período electoral.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
“No estamos interesados en brindar apoyo tácito a un gobierno regional de un partido. Nuestro interés es entrar en los Consejos regionales”, dijo Filip.

Por su parte, el jefe del Partido Cívico Democrático y primer ministro, Mirek Topolánek, reconoció que los electores dieron a su formación una bofetada, pero no se rinde y está decidido a continuar con las reformas gubernamentales. Mientras que el opositor Partido Socialdemócrata pretende poner todo el esfuerzo para cambiar el Gobierno, o por lo menos al primer ministro, Topolánek se mantiene tranquilo. Está convencido de que sobrevivirá la sesión del Parlamento de este miércoles, que decidirá sobre la moción de censura contra su Gabinete, propuesta por los socialdemócratas.

“La votación se efectuará entre las dos vueltas de las elecciones senatoriales. No me puedo imaginar que alguien decida hundir a su propio gobierno en una situación cuando están por delante elecciones”, expresó Topolánek.

La segunda vuelta de las senatoriales, que se efectuará este viernes y sábado, está en el centro de atención del Partido Cívico Democrático. En caso de conseguir por los menos nueve puestos senatoriales entre los 27 que se eligen mantendrá la mayoría absoluta en la Cámara Alta.