Škoda Auto invertirá 2500 millones de euros en cinco años, sobre todo, en electromovilidad

Škoda Auto quiere invertir en los próximos cinco años unos 2500 millones de euros en modernizar su producción. Sobre todo se quiere potenciar el desarrollo de vehículos eléctricos. Los beneficios netos de la empresa checa se redujeron el año pasado a menos de la mitad.

Škoda Auto quiere invertir en concreto 1400 millones de euros en el desarrollo de la electromovilidad, 650 millones de euros en digitalización y otros 350 millones en las fábricas y sistemas de producción, anunció el consorcio Volkswagen, propietario de la marca checa, en sus planes para el próximo lustro.

Thomas Schäfer, presidente de la junta directiva, apuntó que Škoda planea contar en su gama, probablemente, con cuatro modelos de vehículos enteramente eléctricos para antes de 2030.

Pero tampoco dejará de fabricar automóviles de gasolina o diésel. Durante los próximos tres años debería presentar una nueva generación de sus modelos más característicos, señaló Schäfer.

Foto: Škoda Auto

La empresa se vio, igual que todo el sector, seriamente golpeada por la pandemia del coronavirus en 2020. Los beneficios netos se redujeron en un 52%, quedándose por debajo de los 580 millones de euros. La inversión sin gastos de desarrollo fue de 850 millones de euros, lo que supone una disminución de un 35,8%, explicó Volkswagen. Esta inversión se dirigió, especialmente, al desarrollo de la producción o a la reducción de emisiones de CO2 en la producción. La factoría de Vrchlabí, de hecho, se convirtió el año pasado en su primer centro de producción libre de emisiones de carbono. La inversión también incluyó el desarrollo de baterías para nuevos coches eléctricos.

Škoda Auto cuenta con tres plantas de producción en la República Checa pero también produce vehículos en China, Rusia, Eslovaquia e India, a menudo a través de agrupaciones de empresas. En colaboración con compañías locales, el fabricante checo también tiene producción en Kazajistán y Ucrania. Los coches Škoda se venden en más de cien países.