Sindicatos de la educación llaman a una huelga el 4 de diciembre

Los sindicatos de la educación han convocado a una huelga para el próximo 4 de diciembre. El comité presupuestario de la Cámara Baja rechazó la exigencia de los sindicalistas para que se aumente en 112 millones de euros el presupuesto del sector.

Ilustrační foto: Archiv Radia Praha
Los sindicalistas afirman que en el proyecto del presupuesto educacional para 2008 faltan recursos para las escuelas regionales, así como para los aumentos salariales de los maestros, utensilios escolares, etc.

Estamos decididos a realizar la huelga, afirmó el líder de los sindicatos, František Dobšík.

“El proyecto de presupuesto para la educación es bajo. No se trata de recibir sueldos exagerados, sino de garantizar cierto nivel de la educación en el país. Estamos desilusionados por el hecho de que antes de las elecciones todos los partidos políticos aseguran que la educación es una de sus prioridades. Pero la realidad que llega después es otra”, dijo el líder sindical.

František Dobšík está convencido que en la huelga, a efectuarse el 4 de diciembre, participará como mínimo el 80 por ciento de las escuelas en el país. Sus puertas estarán cerradas o funcionarán de manera limitada, explicó.

Según el líder sindical, todavía existe la posibilidad de prevenir la huelga. “Tendríamos que recibir una promesa clara por parte del Gobierno que quiere solucionar el problema”, subrayó Dobšík. Sostuvo que los sindicatos están dispuestos sentarse a la mesa de negociaciones, tras ser apoyados por el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, quien calificó como real el aumento del presupuesto educacional. “Sin embargo, el primer ministro, Mirek Topolánek no consideró necesario continuar dialogando”, apuntó František Dobšík.

A pesar de la postura negativa del comité presupuestario, la decisión definitiva está en manos de la Cámara Baja, donde los sindicatos pueden contar con el apoyo del opositor Partido Socialdemócrata. Su vicepresidente, Bohuslav Sobotka, declaró que su formación política intentará satisfacer las exigencias de los sindicatos e imponer el aumento del presupuesto educacional para 2008.