Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El gobierno decidió la fecha del referéndum sobre el ingreso de la República Checa en la Unión Europea, que se celebrará el 15 y el 16 de junio de 2003, informa en primera plana el matutino Mladá Fronta Dnes. Agrega que la República Checa será el último país candidato en la región de Europa Central en decidir su futuro en la Unión.

El gobierno decidió la fecha del referéndum sobre el ingreso de la República Checa en la Unión Europea, que se celebrará el 15 y el 16 de junio de 2003, informa en primera plana el matutino Mladá Fronta Dnes. Agrega que la República Checa será el último país candidato en la región de Europa Central en decidir su futuro en la Unión.

La entrada del país en la Unión Europea no goza del debido apoyo en la República Checa. Los políticos calculan que los resultados de los plebiscitos que se realizarán con anterioridad en Eslovaquia, Hungría y Polonia, probablemente positivos, contribuirán a convencer a los ciudadanos checos sobre la necesidad de integrarse en la Unión Europea.

Además, antes del referéndum el gobierno prevé realizar una amplia campaña encaminada a explicar a la ciudadanía checa la necesidad de este paso histórico, cuyos costos deberían superar los 6 millones de euros, apunta Mladá Fronta Dnes.

El gobierno checo aprobó la propuesta que determina la renta que recibirán los ex presidentes de la República Checa, escribe Lidové Noviny. Según ella, el ex primer mandatario tendría derecho durante el resto de su vida a esa renta, así como a un automóvil y una oficina. Durante cinco años tendría a su disposición guardaespaldas. El ex presidente pagaría, además, los impuestos.

El autor del proyecto de ley, el vice primer ministro, Pavel Rychetský, señaló que espera agitados debates sobre la propuesta en el Parlamento. Opina que su versión de la ley no es nada definitiva, destaca Lidové Noviny.

Los ministros checos no adoptaron en su sesión de este miércoles ninguna decisión sobre la presencia del presidente Bielorruso, Alexander Lukaschenko, en la cumbre de la OTAN, a celebrarse el 21 y el 22 de noviembre en Praga, señala el rotativo Právo. No obstante, políticos y diplomáticos checos opinan que la asistencia de Lukaschenko a la cumbre no es apropiada.

Según el apoderado gubernamental para los preparativos de la cumbre, Alexander Vondra, la idea de que Lukaschenko participe en la cumbre tampoco encuentra eco positivo en la sede de la OTAN. Protestas prepara la oposición bielorrusa residente en Praga, informa Právo y agrega que sobre la cuestión debería decidir en los próximos días el Ministerio de RR.EE. checo.

La cumbre de la OTAN se acerca a pasos agigantados y culminan los preparativos para garantizar la seguridad de sus participantes y de los ciudadanos de Praga, escribe Lidové Noviny. Según estima la policía, a Praga llegarán unos diez mil adversarios de la Alianza Noratlántica. A unos doce mil radicales y extremistas les será prohibida la entrada en la República Checa. En las fronteras del país fueron introducidos esta semana controles más estrictos.

Aproximadamente un millón de checos tiene problemas con el alcohol, mientras que centenares de miles necesitan curarse de su dependencia en las bebidas alcohólicas, informa Právo, remitiéndose a lo afirmado por el docente Jaroslav Skála, quien en 1951 fundó el primer en el mundo centro sanitario de atención a personas en estado de embriaguez.

Skála opina que mejorar esta situación significaría cambiar la opinión pública. La sociedad checa considera como algo normal el consumo de bebidas alcohólicas y manifiesta mayor tolerancia hacia los que beben que a los que se niegan a beber. Skála destaca que en muchos países extranjeros combaten con éxito estas posturas sociales.