Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El diario Mladá Fronta Dnes informa en primera plana que dos tercios de los habitantes de Karlín, el barrio de Praga más afectado por las inundaciones, pueden regresar desde hoy a sus domicilios y los demás pueden por los menos verificar in situ qué daòos causó el agua en sus viviendas.

El diario Mladá Fronta Dnes informa en primera plana que dos tercios de los habitantes de Karlín, el barrio de Praga más afectado por las inundaciones, pueden regresar desde hoy a sus domicilios y los demás pueden por los menos verificar in situ qué daòos causó el agua en sus viviendas.

El rotativo informa que ayer martes terminaron las evacuaciones también para tres mil habitantes de la ciudad de Kralupy, al norte de Praga. Decenas de vecinos del pueblo de Zálezlice pudieron ver por primera vez con sus propios ojos los escombros a los que las riadas redujeron sus casas familiares.

Sin embargo, muchos habitantes de la capital checa, de las comarcas de Melník y Litomerice y de Bohemia del Norte permanecen alojados en gimnasios, residencias estudiantiles y en casas de sus parientes, escribe Mladá Fronta Dnes.

El rotativo Lidové Noviny informa en portada que en los territorios afectados por las inundaciones no funcionan decenas de depuradoras. Ha quedado fuera de funcionamiento también la depuradora en Praga- Bubenec, de vital importancia para la capital checa. Ahora se vierten las aguas residuales al Vltava sin depurar.

El rotativo Mladá fronta Dnes informa que un equipo policial investiga la inundación del metro capitalino. La policía verificará en los próximos días si la dirección del metro aprovechó todas las posibilidades para impedir los colosales estragos en el subterráneo de Praga. Las inundaciones han causado daòos en 17 estaciones.

Právo destaca en portada que los bomberos quedan asombrados con la cantidad del agua en el metro capitalino. Ello indica, según el diario, que no fueron cerradas las puertas de seguridad.

La prensa checa dedica atención a la situación de aquellos monumentos capitalinos que han sido afectados por las inundaciones. El rotativo Lidové Noviny seòala que la antigua Judería en la Ciudad Vieja de Praga se recupera muy lentamente de los estragos causados por la mayor crecida en los últimos cien aòos. Las piezas del Museo Judío están fuera del peligro, pero los daòos en las sinagogas son considerables.

Los turistas ya pueden visitar la antigua Judería, pero no está claro cuándo podrán entrar en las instalaciones del Museo Judío, uno de los más visitados en la República Checa. Según el director del Museo Leo Pavlát, algunos edificios que forman parte del museo podrán ser reabiertos al público tan sólo el aòo que viene.

Se trata sobre todo de la Sinagoga Pinkas que fue inundada durante dos días. Su piscina ritual en la planta baja queda aún anegada. Se estima que las sinagogas Espaòola, Klausová y de Maisl puedan abrir sus puertas antes.

Lidové Noviny presta atención en su suplemento cultural también a la situación en el convento de Santa Inés, en la Ciudad Vieja de Praga, donde la humedad podría daòar obras del arte gótico checo y europeo. Se trata de esculturas y tablas de las cuales las más conocidas son las obras del Maestro Teodorico del siglo 14.

Al ser inundada la planta baja del convento con el agua de las alcantarillas, la humedad alcanzó el 70 por ciento, lo que se considera un límite crítico. Debido al corte de electricidad dejó de funcionar el sistema de aire acondicionado.

Ahora, gracias a un grupo electrógeno el aire acondicionado ha vuelto a funcionar y bajo la supervisión de los restauradores ha empezado a bajar la humedad en los recintos del convento de Santa Inés, seòala Lidové Noviny.

Los diarios publican reportajes sobre el trágico desenlace de la hazaòa del oso marino Gaston que tras escapar durante las inundaciones del zoológico de Praga, fue arrastrado por las aguas del crecido Vltava y posteriormente del Elba hasta llegar a la vecina Alemania tras un recorrido de 400 kilómetros.

Mladá Fronta Dnes informa que Gaston fue capturado entre las ciudades alemanas de Dresde y Magdeburgo. Sin embargo, el agotado animal murió durante el traslado a Praga, a pocos kilómetros de la frontera checa.

El diario Právo seòala que el destino de Gaston conmovió de tal manera a la opinión pública checa que acaba de surgir la oferta de erigirle una estatua.