Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Las inundaciones afectan en Praga a todos los ciudadanos, independientemente de si viven o no cerca del río Vltava, apunta en primera plana el diario Mladá Fronta Dnes. El metro capitalino está paralizado. Las reparaciones de una tercera parte de las estaciones inundadas se prolongará por muchas semanas o hasta varios meses y requerirá elevadas inversiones financieras.

Las inundaciones afectan en Praga a todos los ciudadanos, independientemente de si viven o no cerca del río Vltava, apunta en primera plana el diario Mladá Fronta Dnes. El metro capitalino está paralizado. Las reparaciones de una tercera parte de las estaciones inundadas se prolongará por muchas semanas o hasta varios meses y requerirá elevadas inversiones financieras.

El metro funciona actualmente sólo en las partes periféricas de la capital checa. Cerradas están en este momento 17 estaciones, continúa el diario. Hasta el centro de Praga se puede llegar sólo en tranvía o en autobús.

Sin embargo, la reducida circulación de tranvías complican los frecuentes cortes de la energía eléctrica y cambios de las rutas. Esta situación llevó a muchos ciudadanos de Praga a sacar de sus sótanos las bicicletas, que actualmente resulta el medio de transporte más rápido.

Las aguas de los ríos en Bohemia del Sur disminuyen dejando al descubierto las consecuencias de su fuerza destructiva. Según Mladá Fronta Dnes, la riada derrumbó en esa región más de 30 puentes, destruyó un sinnúmero de casas y afectó cientos de hectáreas de tierras laborables.

Las calles del segundo destino de los turistas en la República Checa, la ciudad de Ceský Krumlov, en Bohemia del Sur, las han tomado los bomberos y los policías. Los daños en los hoteles y restaurantes alcanzan millones de coronas y los propietarios temen que los turistas no vuelvan a visitar esta preciosa joya arquitectónica, inscrita en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Los protectores de los monumentos no son capaces de precisar aún la gravedad de los daños en la ciudad de Ceské Budejovice, escribe Právo. Todo indica que en la ciudad de Písek resistió a la riada el puente de piedra del siglo XIII, el más antiguo en Europa Central. La estática del puente no fue afectada, aseguran los protectores de los monumentos, y agregan que ello se debe a una reciente reparación.

Mientras que en Bohemia del Sur se vuelven a abrir muchas tiendas, en Bohemia del Norte hay problemas con el abastecimiento de alimentos. Sin embargo, como informa en Lidové Noviny el ministro de Agricultura, Jaroslav Palas, las regiones inundadas no están amenazadas por el corte de suministro de alimentos. En situaciones de crisis el ejército está dispuesto a ayudar y abastecer a los damnificados, subrayó el ministro.

Entre los edificios afectados por las inundaciones se encuentran teatros, galerías y museos. Las aguas crecidas inundaron también la famosa Sinagoga de Pinkas, en Praga, donde dañaron las inscripciones de los nombres de las víctimas del holocausto, que se encontraban en sus paredes. Según el director del Museo Judío, Viktor Pavlát, la sinagoga no se abrirá a los visitantes durante varios meses.

La suerte de los animales del zoo de Praga llama la atención de los habitantes checos informa el rotativo Lidové Noviny. Las inundaciones mataron a siete animales y muchos de ellos tuvieron que ser evacuados. Por ejemplo tres elefantes no tienen jaulas y viven en la calle frente a la entrada del parque.

El actor británico Sean Connery, exhortó al mundo ayudar a la República Checa afectada por las inundaciones. El conocido "Agente 007", quien está rodando una película en la República Checa, confesó estar enamorado de Praga. Connery ofreció que se haga una película documental sobre la catástrofe para la que él mismo leería el comentario. Connery enviaría el documental a todos los canales de televisión del mundo con la solicitud de que todos los que puedan ayuden a Praga, informa la prensa.