Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

Los partidos políticos ocultan las biografías de sus candidatos, que tuvieron cierto protagonismo en el régimen comunista, afirma en portada el diario Lidové Noviny.

Lidové Noviny trató de esclarecer la militancia comunista de los primeros 15 candidatos de las nóminas electorales de cuatro formaciones políticas en todas las regiones. De los más de 800 candidatos, Lidové Noviny obtuvo informaciones correspondientes de 500 candidatos.

El 93 por ciento, de los candidatos del Partido Comunista de Bohemia y Moravia militaban antes de 1989 en en antiguo y desaparecido Partido Comunista Checoslovaco. En el caso de la Socialdemocracia se trata de casi el 40 por ciento, y en lo que se refiere al Partido Cívico Democrático, el 5 por ciento de sus candidatos militaban en el Partido Comunista de Checoslovaquia.

Por su parte, en la coalición del democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad, no fue registrado ningún ex comunista, pero algunos de los democristianos militaban en el Frente Nacional encabezado por los comunistas.

Partiendo de informaciones extraoficiales, el mismo diario destaca que prestigiosas sociedades mundiales quieren comprar la mayoría de los títulos del Telecom checo. Una de las siete ofertas, presentadas por sociedades de Francia y Suiza, incluye también el banco alemán Deutsche Bank. Según Lidové Noviny, el banco alemán está dispuesto a comprar por casi tres mil millones de euros el 78 por ciento de los títulos, ofrecidos por el Gobierno checo.

El periódico Právo informa que el ex primer ministro eslovaco y líder de la mayor formación política de oposición, Vladimír Meciar, apoyó la postura de la República Checa respecto a los "decretos del presidente Benes", en cuya base fueron expulsados después de la Segunda Guerra Mundial de la antigua Checoslovaquia los sudetoalemanes.

Según el político eslovaco, todos los que insisten en la abolición de los Decretos de Benes dichos decretos persiguen de hecho una revisión del derecho a la propiedad establecida después de la Segunda Guerra Mundial. Vladimír Meciar expresó que la República Eslovaca no adoptará ninguna medida en contra de la República Checa, resalta Právo.

No solamente los socialdemócratas tratan de atraer a los ciudadanos checos mediante distintas promesas electorales, sostiene el diario financiero Hospodárské Noviny, destacando que según la promesa del Partido Cívico Democrático, el servicio militar en la República Checa debería reducirse este año de doce meses a sólo nueve.

Hospodárské Noviny agrega que el Partido Cívico Democrático trata de atraer mediante esta promesa a los electores que aplauden la intención del actual Gobierno de profesionalizar las Fuerzas Armadas del país.


Autor: Vít Urban
audio