Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Elena Horálková

Todos los diarios informan que una de las sucursales del Banco IPB en Praga fue asaltada ayer y que el hecho le costó la vida a uno de los clientes. Los agentes de seguridad afirmaron no haber podido intervenir, debido a que el local estaba lleno de gente. El enmascarado atracador se llevó unos 20 millones coronas, y no ha sido capturado hasta el momento, pese a los esfuerzos de la policía.

El matutino Mladá Fronta Dnes puntualiza que la brutalidad de los autores de actos criminales sigue aumentando. Según fuentes policiales, en los últimos años el número de actos criminales se mantiene casi igual. Sin embargo las estadísticas no refleja el grado de brutalidad y crueldad de los criminales, matiza el diario. Según se desprende de los Informes sobre el Estado de la Seguridad, que la policía elabora anualmente, la brutalidad de los crímenes que se cometen en el territorio de la República Checa aumenta de manera alarmante.

Según personeros de la policía, la influencia de las películas de cine y de televisión es más que evidente. En las numerosas películas de acción siempre resulta ganador y héroe el que mata al mayor número de personas. Lamentablemente, el comportamiento agresivo se convierte en modelo a seguir para muchas personas. Es por ello que hoy en día a nadie le sorprende la noticia de que un ladrón mató a alguien para poder robarle unas cuantas coronas, sostiene Mladá Fronta Dnes.

Todo parece indicar que la huelga en la TV checa se aproxima a su fin, escribe Ceské Slovo. Resulta que Vera Valterová, encargada de la dirección de este ente público y reconocida como tal por los sindicatos de los empleados de la TV, se mostró dispuesta a cumplir la última condición de los redactores en huelga. Se trata de la sustitución de la directora de los noticieros, Jana Bobosiková, nombrada por el dimisionario director general, Hodac.

Ceské Slovo informa que Vera Valterová dará a conocer su decisión el lunes. Valterová afirmó que persigue una única meta - estabilizar y normalizar la situación en la TV checa. Sin embargo, la crisis en este medio de comunicación sólo podrá considerarse concluida tras el nombramiento del nuevo director general, puntualiza el matutino.

Los extranjeros con residencia permanente en la República Checa tienen que pagar unos 500 dólares por la asistencia médica durante el parto. Y ello pese a que pagan obligatoriamente el seguro médico, escribe Lidové Noviny. Los extranjeros consideran como discriminatorio el hecho de que el seguro médico obligatorio no ataña a sus hijos nacidos en este país. De modo que si el niño recién nacido tiene problemas, los padres extranjeros tienen que pagar por la asistencia médica.

Según el médico en jefe de la sección de partos del hospital praguense de Motol, Martin Cihar, la situación puede llegar a extremos. Este fue el caso, por ejemplo, de una pareja rusa a la que un hospital le extendió una cuenta para el pago de 50 mil dólares por la atención médica ofrecida al hijo que les había nacido en dicho hospital.

Pese a sonar un tanto ridículo, después del parto el niño se convierte en extranjero con estatuto de turista que no tiene residencia permanente en la República Checa, y tampoco le atañe el seguro médico. Dicho con otras palabras, el niño se encuentra prácticamente al nivel de un desalojado, debido a que para la concesión de la residencia permanente en el país sólo tiene derecho al cabo de ocho años, puntualiza el rotativo.

Los adversarios austríacos de la planta electronuclear checa de Temelín amenazan con nuevos bloqueos de las fronteras comunes, informa Lidové Noviny. Resulta que el Gobierno checo decidió la realización de pruebas sobre la influencia de la central sobre el medio ambiente, pero por medio de una comisión formada sólo por representantes de los ministerios checos de Industria y de Medio Ambiente. El descontento de los ecologistas lo ha provocado el hecho de que en la comisión sí figurarán miembros de la Unión Europea, Austria y Alemania, pero tan sólo en calidad de observadores y sin poder de decisión alguno.