Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

Todos los diarios checos comentan ampliamente la reciente decisión del Presidente de la República, Václav Havel, del indulto previo de dos redactores del rotativo Mladá Fronta Dnes investigados por negarse a revelar a la policía la fuente de sus informaciones sobre el origen de la campaña difamatoria contra la ex vicepresidente del Partido Socialdemócrata, Petra Buzková.

El diario Právo acoge con satisfacción la decisión de Václav Havel a favor de los dos periodistas que fueron los primeros en informar sobre el llamado "escándalo Plomo". Según Právo, el derecho de libre acceso a la información y de mantener el silencio respecto a su fuente es inalienable y no puede ser violado por el Ejecutivo. Dicha decisión reafirma cuán útil puede ser la existencia del veto constitucional del Presidente en un proceso de investigación judicial - derecho que los Partidos Socialdemócrata y Cívico Democrático tratan de reducir, puntualiza el periódico.

Con esta valoración no se identifica el diario Lidové Noviny. Según este diario, la intervención constitucional del Presidente Havel fue precipitada y contraproductiva. Los dos redactores de Mladá Fronta Dnes hicieron muy bien en rechazarla e insistir en la continuación del proceso que puede finalizar sólo con un veredicto de culpabilidad o no. Sin este procedimiento, ambos periodistas podrían proseguir, al ser inocentes, su carrera profesional bajo una amenaza permanente de rumores y sospechas, reitera Lidové Noviny.

El rotativo Mladá Fronta Dnes informa en primera página sobre un fenómeno muy lamentable: En la República Checa desaparece anualmente lo menos una cincuentena de monumentos culturales. Muchas casas, puertas o molinos hisdtóricos corren una suerte bastante extrana, sufriendo hurtos, incendios, devastaciones intencionadas o reconstrucciones no profesionales. Según el Ministerio de Cultura, el número de los monumentos afectados es parecido al de antes de 1989.

Por su parte, el semanario Respekt reflexiona sobre el destino del patrono checo, San Wenceslao, a través de los cambios políticos del último milenio. El semanario constata que la propaganda comunista solía aprovecharse del prestigio de muchas personalidades de la historia checa. Sin embargo, San Wenceslao fue para ella inutilizable y por ello se orientó más bien a su hermano Boleslao como símbolo de la resistencia antialemana. Pese a ello, el recinto ante la estatua de San Wenceslao en la plaza capitalina del mismo nombre siguió siendo un centro natural de los importantes acontecimientos políticos de 1968 y 1989.

Pero pese a la cada vez más evidente secularización de la sociedad checa, la tradición de San Wenceslao, basada en los valores espirituales, puede representar un aporte checo al proceso de la integración europea, resalta Respekt prosiguiendo: En los procesos de la globalización actual se trata asimismo de una forma de conservación de la identidad nacional sin un nacionalismo impotente.

En la sección "Cartas de lectores", el semanario Respekt publica una respuesta de un estudiante de hispanística en la Universidad Carolina, quien expresa su desacuerdo con las explicaciones del semanario respecto a la cuestión vasca. El jóven hispanista critica principalmente la tesis de que el armisticio, declarado por los etarras el año pasado fuera sólo una artimaña que tenía por único objetivo el rearme de los terroristas. Las negociaciones pro paz fracasaron debido a la impaciencia y exigencias maximalistas de ETA, pero una gran dosis de culpa recae también sobre el Gobierno de José María Aznar, o mejor dicho, sobre los partidos centristas, representados por los populares y los socialistas en la oposición, sostiene el joven hispanista checo, y prosigue:. Además, en el Partido Popular prevaleció el criterio de los partidarios de la mano dura, encabezados por el Ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja.

Autor: Vít Urban
audio