Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

Todos los diarios analizan en primera plana el transcurrso de la segunda ronda de las elecciones senatoriales, destacando la baja asistencia. El número de ciudadanos que acudió a las urnas no superó a la quinta parte del electorado.

El rotativo Ceské Slovo señala lacónicamente que fue el Senado el que obtuvo nuevamente la peor nota. Una vez más se puso en tela de juicio la razón de existir de la Cámara Alta. En los últimos cuatro años, los senadores han trabajado con la mínima pujanza, demostrando que no ejercen casi ninguna influencia en el acontecer político del país.

Ceské Slovo destaca asimismo que en muchos países el presidente de la república representa un seguro alternativo contra las decisiones precipitadas de los parlamentarios, e indica que su papel es más efectivo que el de ese costoso grupo de personas. Tampoco se ha confirmado la teoría de que la Cámara Alta cambiará el comportamiento de los partidos políticos, ni que el sistema mayoritario de las elecciones senatoriales dará mayor independencia a los senadores de las formaciones políticas que les nominan.

Por su parte, el periódico Lidové Noviny constata que ni siquiera el desinterés del electorado reduce la importancia de las recientes elecciones para un tercio del Senado, pero el tema más importante lo constituyen actualmente las cuestiones referentes al papel del Senado, el comportamiento de sus inquilinos y la cultura política en general, sostiene Lidové Noviny agregando:

Hace sólo dos años, en una circunscripción compuesta de 100 mil habitantes ganaba el candidato que era capaz de atraer a cada vigésimo elector. Este año bastó con un número menor de simpatizantes. ?Podríamos considerar esto una victoria de las elecciones democráticas? ?Cuando llegará el momento en que sean elegidos senadores sólo aquellos que lleguen acompañados a las urnas por sus parientes? - pregunta irónicamente el diario Lidové Noviny.

El transcurrso de las elecciones senatoriales demuestra que debido al desinterés de los electores, ni siquiera los ganadores han podido expresar su júbilo, escribe el periódico Právo. Los checos se sienten disgustados por el comportamiento de los partidos políticos y de sus representantes, como si el Estado checo les incomodara.

Sobre el carácter del Estado checo reflexiona también el rotativo Hospodárské Noviny. Lo curioso es que en relación con las elecciones senatoriales no se han mencionado problemas relevantes de la sociedad - por ejemplo, la economía y sus perspectivas, señala el diario. Sin embargo, abundan los temas de gran envergadura: la falta de recursos financieros, el creciente endeudamiento del Estado y el déficit del presupuesto nacional. Mientras que el Primer Ministro, Milos Zeman, suele hablar del fin de la crisis, señala Hospodárské Noviny.

Autor: Vít Urban
audio