Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Eva Manethová

"La policía checa dispone de pruebas irrefutables de que los dirigentes de la Checoslovaquia comunista encubrían en los años sesenta y setenta al criminal nazi Werner Tutter", escribe en portada el rotativo Mladá Fronta Dnes. El régimen comunista se negó a entregar a la justicia alemana las pruebas sobre los crímenes de Tutter a pesar de que Alemania las solicitara reiteradamente.

Mladá Fronta Dnes explica que la unidad de las SS especializada en la lucha contra la guerrilla y en la que Werner Tutter se desempeñaba como vicecomandante, se hizo tristemente célebre por las brutales matanzas de civiles durante la Segunda Guerra Mundial. Tutter es responsable por 92 asesinatos y por arrasar con el pueblo de Plostina, en la parte oriental de Chequia.

El escritor eslovaco Ladislav Mnacko retrató al feroz matón nazi en la figura de Engelchen, en la novela "La muerte se llama Engelchen". Según relata Mladá Fronta Dnes, al término de la Segunda Guerra Mundial, Tutter fue condenado en Checoslovaquia por colaborar con los nazis, pero logró ocultar su actuación en la unidad especial de manera que pasó en la cárcel tan sólo seis años y después fue expulsado a Alemania Occidental. Tutter fue reclutado por la policía secreta del régimen comunista checoslovaco, para la cual cumplía misiones de espionaje en Alemania.

La propia policía secreta checoslovaca desconoció durante mucho tiempo el pasado de su agente, el que quedó revelado en 1962, en los procesos contra miembros del grupo terrotista nazi Edelweis, en la ciduad eslovaca de Banská Bystrica. Las informaciones fueron chocantes, pero a pesar de ello la policía secreta checoslovaca no entregó a las autoridades alemanas los documentos sobre el criminal nazi Tutter. Según señala Mladá Fronta Dnes, acaban de ser formuladas acusaciones contra dos ex funcionarios checoslovacos reponsables de no entregar las pruebas sobre los crímenes de Tutter a la justicia alemana.

Y proseguimos la revista de la prensa checa. "La socialdemocracia quiere que los comicios se celebren durante dos días..." Bajo este título, el diario Lidové Noviny señala que este año se celebraron en Chequia por primera vez las elecciones en domingo. Los socialdemócratas ven en ello una de las causas de la baja participación de los electores y desean que la próxima vez los votantes puedan acudir a las urnas el viernes y el sábado.

Según Lidové Noviny, la propuesta socialdemócrata probablemente no prosperará en el Parlamento ya que a favor se manifiestan sólo los comunistas. El diario ha consultado con el presidente del grupo parlamentario del Partido Cívico Democrático, Vlastimil Tlustý, quien afirma que celebrar las elecciones en dos días cargaría demasiado el ya tenso presupuesto estatal.

El rotativo Právo informa en primera plana que la República Checa ha prohibido la importación de harinas animales procedentes de la Unión Europea. Chequia ha tomado esta medida después de conocerse que en la vecina Alemania se han registrado dos casos comprobados del mal de las vacas locas. En Chequia no se ha detectado todavía en los rumiantes ningún caso de la encefalopatía bovina espongiforme.