Resumen de la Prensa Checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Por Vít Urban

La reciente fuga del peligroso criminal Jirí Kájínek, que tiene dos asesinatos en su haber, es el tema principal que comentan en su primera plana todos los diarios checos.

Por ejemplo, el rotativo Mladá Fronta Dnes señala que la fuga del asesino Kajínek de la cárcel de Mírov, la más rigurosamente vigilada de la República Checa, es consecuencia de un error fatal de la dirección de la cárcel y de toda la administración correccional del país.

Los guardias cometieron un error fatal al dejar escapar a un criminal que había realizado intentos semejantes ya en el pasado, y que había avisado asimismo que preparaba una nueva fuga. La dirección de Mírov perdió un duelo, porque el asesino se mostró más hábil e inteligente que todo el sistema correccional. Esta pérdida es comprensible, pero imperdonable, reitera Mladá Fronta Dnes.

Por su parte, el diario Právo constata que la fuga del asesino es un aviso a toda la justicia checa. El instrumento con el que Jirí Kájínek logró cortar los barrotes de la reja de la ventana de su celda evidentemente no tiene nada que hacer en una cárcel donde cumplen condena los criminales más peligrosos.

Las autoridades checas ofrecieron a los medios de comunicación sus versiones, especulaciones y advertencias. Pero el asunto es que la fuga del asesino Kájínek no es una realidad virtual fabricada en los talleres de Hollywood que podamos eliminar de la pantalla cambiando de canal. El thriller iniciado el domingo pasado en la cárcel de Mírov no es un espectáculo cinematográfico. Y la realidad es que incluso la famosa fuga del Conde de Monte Cristo se efectuó, a diferencia de la invención del escritor Alejandro Dumas, con la ayuda de un cómplice desconocido. Y el caso "Monte Kájínek" en Chequia será de índole similar.

También para el periódico Lidové Noviny es evidente que el fugitivo, hasta el domingo pasado uno de los presos más rigurosamente vigilados, contó con la ayuda de un cómplice. El diario publica un perfil sicológico del asesino. El sicólogo Rostislav Nesnídal sostiene que Jirí Kájínek es un criminal incorregible dotado de una gran dosis de inteligencia, que sabe controlar sus emociones y actuar de acuerdo con planes perfectamente premeditados. Violó la ley por primera vez ya en 1982.

Lidové Noviny recuerda que la cárcel checa de Mírov sirve como prisión desde hace ya 600 años. Originalmente era un castillo del siglo XII. A finales del siglo catorce pasó a ser prisión para los servidores episcopales, y desde 1761 sirve también para los delincuentes civiles.

El diario constata que la fuga del peligroso asesino provocó entre la opinión pública checa una ola de pánico. Si no se logra dominarla, el acontecimiento reanimará indudablemente nuevas discusiones sobre la necesidad de renovar la pena capital, en vez de la cadena perpetua vigente.

Por su parte, el periódico Ceské Slovo publica una reflexión del historiador de la Universidad Masaryk, de Brno, Josef Válka, dedicada a las relaciones checo-austríacas. El profesor Válka sostiene que los problemas con la Central Electronuclear de Temelín no deberían enturbiar las relaciones de los checos con Austria. Desde el punto de vista geográfico e histórico, ambos países tienen muchos rasgos comunes. Según el profesor Válka, existen ciertas tensiones entre Chequia y Austria, pero se trata más bien de un asunto entre políticos, organizadores de protestas en las fronteras comunes y los medios de comunicación que les prestan sus servicios. Pero los checos y los austríacos no tienen en su convivencia ningún problema pendiente, señala el historiador moravo en el diario Ceské Slovo.

Autor: Vít Urban
audio