Regresan especies animales desaparecidas

r_2100x1400_radio_praha.png

Gracias al tenaz esfuerzo de los conservacionistas y a niveles más bajos de la contaminación algunas especies animales desaparecidas de la Naturaleza checa regresan a los bosques y ríos del país.

El cambio para mejor puede ser documentado en el destino de un pez tan hermoso como lo es el salmón. El salmón, pez que puede alcanzar hasta 120 centímetros de largo y 18 kilos de peso, solía migrar durante siglos del mar a los ríos checos donde se reproducía.En aquellos tiempos el salmón era en Chequia tan abundante como la carpa. Durante la migración del salmón nadaban en los ríos checos tantos ejemplares que incluso los criados se negaban a comer su sabrosa carne más de tres veces por semana.

Un dique construído en el río Elba en 1948 puso fin a la migración del salmón del mar a los ríos checos.El último salmón fue pescado en Chequia ese mismo año, al pie del dique de Strekov, en el río Elba.Un salmón adulto es capaz de superar de un salto hasta un obstáculo de dos metros de alto, pero el dique de Strekov se convirtió para los salmones en una barrera insuperable.

Las presas, las centrales térmicas y los vertidos de desechos industriales a los ríos checos alejaron al salmón de los cursos fluviales del país.

Desde finales de los noventa, las aguas del río Elba están más limpias que en las décadas precedentes.Con la esperanza de que el Elba pueda volver a convertirse en la ruta fluvial de los salmones, los pescadores tratan de poblar con alevinos de salmón las aguas de los tributarios del Elba. Los peces nuevos viven en los rápidos de los ríos y tras crecer migran al mar del que regresan al cabo de cuatro años ya como progenitores de una nueva generación de salmones.

Se prevé que los primeros salmones adultos que crecieron en los ríos checos, regresarán en el año 2003.No se tratará de millones de ejemplares sino de decenas de peces que podrían constituir el núcleo de la futura población natural del salmón en los ríos checos.

¿Volverán los checos a ver más a menudo los dorsos plateados de los salmones? Todo dependerá de la construcción de compuertas especiales para el paso de los peces que les permitirán superar los diques.En el río Elba hay 27 diques demasiado altos de manera que la construcción de pasos para peces es urgente.Una vez que éstos estén construídos, los salmones podrán llegar a sus originales lugares de desova en los pequeños ríos checos.