RCh aspira a jugar un papel activo en el proceso de paz en Oriente Próximo

Riad Malki (Foto: CTK)

La República Checa podría desempeñar durante su presidencia de la Unión Europea un papel clave en el proceso de paz en Oriente Próximo, iniciado el año pasado en Annapolis, EE.UU. En ello confían el ministro de RR.EE. palestino y el jefe de la diplomacia checa, que se entrevistaron este miércoles en Praga.

Riad Malki (Foto: CTK)
El ministro de RR.EE. de la Autoridad Nacional Palestina, Riad Malki, expresó en Praga su confianza en que durante 2009 se anuncie la conclusión del acuerdo palestino-israelí y la proclamación del estado independiente palestino. Según indicó el ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, la República Checa piensa contribuir activamente a la continuación del proceso de paz en Oriente Próximo, que se ha visto frenado por conflictos internos en Palestina, las elecciones presidenciales estadounidenses y los próximos comicios parlamentarios en Israel.

“Tenemos cierta ventaja porque disfrutamos de relaciones muy buenas con ambas partes, y pensamos aprovecharlo durante nuestra presidencia”.

En la primera mitad del próximo año, cuando la República Checa presida la Unión Europea, asumirán sus funciones nuevos gobiernos tanto en EE.UU. como en Israel, lo que debería contribuir al avance de las negociaciones de paz.

Karel Schwarzenberg y Riad Malki (Foto: CTK)
Por su parte, el embajador israelí en la República Checa, Jaakov Levy, se mostró esperanzado en que durante la presidencia checa mejore la posición de Israel en la Unión Europea. Antes de finales de abril de 2009 debe ser concluido el plan de acción de nuevas relaciones entre la Unión Europea e Israel y los diplomáticos checos se cuentan entre los más activos en ese campo.

Jana Hybášková, eurodiputada checa y miembro del grupo laboral del Parlamento Europeo para Oriente Medio, alabó hace poco que tras la ampliación en 2004 se produjo un cambio fundamental en el comportamiento de Europa con respecto a Israel, que empieza a ser considerado como un socio para la cooperación en materia de seguridad, transporte, ciencia y educación.

“Los israelíes proceden en gran parte del territorio de Europa Central y Oriental, donde sufrieron el trauma del Holocausto. Esa experiencia trágica está presente de alguna manera en el pensamiento político de los representantes de los nuevos países miembros de Europa Central y Oriental, aparece en las negociaciones del consejo de los ministros de RR.EE., y así aporta un nuevo equilibrio entre las fuerzas dentro de la Unión Europea”.

La República Checa y Palestina suscribieron en Praga un acuerdo sobre consultas políticas regulares, igual al que Praga firmó antes con Jerusalén.