Racismo cobarde y molinos de viento

cteni_don_quijote3.jpg
0:00
/
0:00

Una de las noticias de la semana ha sido el lamentable estadillo racista contra una familia gitana en la región de Moravia. La más perjudicada fue una pequeña de dos años que sufre quemaduras en la mayor parte de su cuerpo. Ante semejante atrocidad, el gobierno de Mirek Topolánek se reunió para estudiar la situación.

Foto: www.hzsmsk.cz
Sucedió cerca de la medianoche del sábado. Un desconocido arrojó un cóctel molotov al interior de la casa de una familia gitana en el pueblo de Vítkov, Moravia. El incendió dejó tres heridos, entre ellos una niña de dos años con quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo, que se encuentra en estado grave.

El ministro de Derechos Humanos y Minorías Étnicas, Michal Kocáb, reconoció que aún queda mucho por hacer para atajar el problema del racismo.

“Quizás no hemos sabido reaccionar a tiempo, quizás el Gobierno debería ser más contundente, pero la verdad es que la situación empeora poco a poco y es necesario empezar a hacer algo inmediatamente”, admitió Kocáb.

Al día siguiente se celebró una más de las concentraciones que la ultraderecha checa convoca periódicamente, esta vez en la ciudad de Ústí nad Labem, en Bohemia del Norte, donde existe un gueto gitano.

La concentración convocó a unos 300 neonazis, que recorrieron las calles de la ciudad en homenaje a las víctimas del bombardeo aliado sobre la ciudad, durante la Segunda Guerra Mundial. La manifestación fue vigilada por unos 1.200 policías y al acto acudieron también unos 200 activistas de extrema izquierda.

Aunque no se registraron incidentes, unos 20 neonazis consiguieron romper el cordón policial y llegar al barrio gitano de Předlice.

La situación ha sido considerada preocupante por el Gobierno, que la ha incluido en la agenda de la reunión ministerial de este lunes. El primer ministro saliente, Mirek Topolánek, ha declarado su intención de abordar el problema de forma decidida.


Esta semana también hemos sabido que el Ministerio de Defensa abrió una investigación para aclarar supuestas irregularidades cometidas por algunos jefes militares checos en Afganistán.

Se les acusa de no haber respaldado con sus hombres a militares británicos, expuestos a ataques enemigos.

La ministra de Defensa, Vlasta Parkanová, recibió informaciones de Afganistán sobre esta situación. Desde el año 2007, la unidad checa de operaciones especiales, conocida como Policía Militar, habría abandonado en repetidas ocasiones a sus colegas británicos, bajo ataque enemigo.

El viceministro de Defensa, Martin Barták, admitió que el desempeño de algunos oficiales echó por tierra los éxitos alcanzados por los soldados checos en misiones militares en el exterior en los últimos dos decenios. Barták rechazó sin embargo comentar el avance de las investigaciones.

“No quiero adelantar nada, cabe esperar el resultado de las investigaciones. Tan sólo después se decidirá sobre un eventual castigo, si es que corresponde”, dijo Barták.

Los jefes militares checos habrían retirado a sus hombres “porque las operaciones eran demasiado peligrosas”. La ministra Parkanová, que se mostró muy enfadada con esta situación, sostuvo que la incompetencia de algunos oficiales es de lo peor que ha tenido que experimentar durante su cargo. Además, ordenó la investigación detallada de los hechos. Los resultados serán dados a conocer en mayo próximo.

El jefe de la Policía Militar checa en Afganistán, Petr Krčmář, afirma que las críticas son infundadas e insiste en que todo el problema se debe a que hasta el presente no han sido especificadas claramente las tareas que sus hombres deben cumplir.


El avion CASA C-295M, foto: www.army.cz
No abandonamos el terreno militar, ya que les contamos ahora que las tropas aéreas checas estrenarán cuatro aviones de transporte modelo CASA C-295M.

Estos cuatro aparatos han sido comprados a España, a cambio de cinco cazas checos y de la suma de algo más de 128 millones de euros.

Los aviones de la empresa española serán entregados a la Fuerza Aérea checa entre 2009 y 2011. La función de estos aeroplanos será sustituir a los antiguos Antonov An-26 de fabricación soviética.

La República Checa añadirá a los 128 millones de euros de la operación, cinco cazas L-159 que no está utilizando. Bolivia también mostró su interés por los aviones checos pero será de momento España el único país, además de la República Checa, en utilizar estos aparatos.

Andrej Čírtek, portavoz del Ministerio de Defensa se mostraba satisfecho con la operación, promovida por el Gobierno saliente de Mirek Topolánek.

“Es un hecho histórico porque es la primera vez que estos caza checos salen al mercado internacional. Por primera vez había que valorar los L-159 y no existía un precio de referencia al que pudiéramos remitirnos”.

Sin embargo, la polémica ha acompañado a esta operación. Recientemente se produjo una fuga de información del Ministerio de Defensa en la que se detallaban las características técnicas de los aviones y las condiciones del acuerdo, incluido el precio. La fuga fue considerada como un intento de alertar sobre la inconveniencia de la operación para la República Checa. Ahora, los círculos militares muestran su malestar, como cuenta el experto en aviación Martin Velek.

“Según las informaciones publicadas, los militares no querían este avión porque no satisface las necesidades en cuanto a capacidad o autonomía de vuelo”.


Nos centramos ahora en una noticia cultural, ya que esta semana se ha celebrado el Día Internacional del Libro.

Y como viene siendo habitual en muchos lugares del mundo, para celebrarlo se ha realizado una lectura de Don Quijote de la Mancha. La República Checa, ha contribuido desde la región de Moravia del Norte.

La maratón de lectura de Don Quijote se inició a las ocho de la mañana en el instituto Vítkovická střední de Ostrava. Los alumnos de este centro se sumaron por primera vez, explica la profesora de español, Iveta Šimurdová.

“Lo descubrí el año pasado, pero no me dio tiempo para participar en esta maratón de lectura de Don Quijote. Por eso lo tenía en mi cuenta muy bien para no perderlo este año”.

Los alumnos leyeron el primer capítulo de Don Quijote en su versión original y en checo, y para la mayoría de ellos fue el primer encuentro directo con la literatura española.

La iniciativa de la lectura ininterrumpida de Don Quijote en Ostrava surgió en 2004 con la idea de difundir la lengua y la literatura española entre los checos, explicó la coordinadora principal y profesora del Instituto bilingüe Hladnov, Ivana Freitagová.

Por la mañana se lee en escuelas secundarias, y por la tarde la lectura se traslada a la librería Librex, en el centro de la ciudad. Y cada año se lee la novela maestra de Cervantes.