Problemas con el fortalecimiento de la moneda checa

r_2100x1400_radio_praha.png

El continuo reforzamiento de la moneda nacional contribuye al crecimiento del nivel de la vida en la República Checa. Según los analistas se trata de un proceso a largo plazo que tiene implicaciones tanto positivas como negativas.

Los economistas checos sostienen que la perspectiva de un continuo reforzamiento de la corona checa es inevitable, aunque en los próximos dos meses la cotización de la moneda nacional se mantendrá a nivel actual que oscila alrededor de 30 coronas por euro.

En vista de las elecciones parlamentarias de junio, los especuladores no van a precipitarse para iniciar nuevos negocios, pronostican los analistas, sino que esperarán el resultado de las parlamentarias y la reafirmación de la tendencia hacia el afianzamiento de la corona checa. Según los expertos, la continuación del reforzamiento de la moneda nacional puede esperarse incluso en el próximo semestre.

El portavoz de la empresa checo-alemana Skoda Auto, Milan Smutný, señaló que el continuo fortalecimiento de la corona checa en los últimos meses fue fatal para las pequeñas o medianas empresas. "Por el momento sería prematuro pronosticar si se trata de una tendencia duradera a causa del hecho de que la corona refleja por fin el estado real de la economía checa, o si las especulaciones contribuirán a un ulterior afianzamiento" afirma Milan Smutný.

Por su parte, el analista Pavel Kohout es más explícito: No podemos negar la posibilidad de que tras muchos años de subestimación, la moneda nacional se aproxima tan sólo en la actualidad a un nivel apropiado, lo que significa que el fortalecimiento no es una anomalía, sino el restablecimiento de su estado normal.

El Ministro de Finanzas, Jirí Rusnok, constató hace ya dos meses que la fuerte corona y su nivel estable no representan un problema fatal para la economía checa. Según el personero sería una ilusión creer que la corona registre un dramático descenso.

En resumidas cuentas, el fortalecimiento de la moneda nacional favorece a los importadores, mientras que los exportadores pierden. Pero no todos. Por ejemplo, el director general de la empresa Skoda Auto, Vratislav Kulhánek, reconoce que para los exportadores menores la fuerte corona representa una tragedia. Pero Skoda Auto puede sostenerse en esas condiciones hasta 2004, afirma.

La tendencia actual no perjudica sólo a los exportadores. Entre los afectados figura también el sector turístico y hotelero, porque los turistas extranjeros ya no gasta tan masivamente como antes.

Al contrario, los turistas checos que viajan al extranjero pueden beneficiarse de la situación actual, al igual que los consumidores locales. Por ejemplo, un notable descenso registraron los precios de automóviles importados, ordenadores, aparatos electrónicos y productos textiles.

Autor: Vít Urban
audio