Presupuesto para el 2009: Aprobado, pero…

Ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek (Foto: CTK)

Mejor un presupuesto malo que ninguno. La Cámara de Diputados aprobó con una mayoría apretada el proyecto del presupuesto estatal para el próximo año, en cuyo cumplimiento no cree ni el propio Gobierno. La oposición tilda al Ejecutivo de mentiroso.

Ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek (Foto: CTK)
Con 101 votos a favor de un total de 200 escaños, la Cámara Baja aprobó el miércoles una de las normativas fundamentales del país: la Ley sobre el presupuesto estatal para el año 2009.

“Es una buena noticia para la República Checa, es una noticia sobre la estabilidad”, alabó el ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, la aprobación del plan de gastos e ingresos de las arcas estatales. Para el próximo año el presupuesto cuenta con un crecimiento económico del 4,8 por ciento y un déficit de 38 mil millones de coronas, o sea aproximadamente mil 520 millones de euros.

Sin embargo, incluso Kalousek reconoce que el déficit puede aumentar dependiendo de la crisis económica que es más rápida que el proceso legislativo.

“En caso de que no logremos conseguir ingresos de diez hasta quince mil millones de coronas, soy capaz de compensarlo ahorrando los recursos destinados al funcionamiento de los Ministerios”, declaró Kalousek.

Ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek (Foto: CTK)
El presupuesto es criticado fuertemente por la oposición precisamente porque no refleja la realidad. El líder del Partido Socialdemócrata, Jiří Paroubek, afirma que el Gobierno miente a los ciudadanos y que el presupuesto nunca ha sido elaborado de una manera tan inverosímil.

“Es un presupuesto muy malo. Si contara con un crecimiento económico del 3 por ciento, yo diría, bueno, en verano ustedes eran todavía optimistas, ahora no es real. Tal presupuesto surgió para no dar una mala impresión en vísperas de las elecciones regionales y senatoriales de octubre, y para que el Gobierno no tuviera que decir qué gastos tacharía”, expresó Paroubek.

Los economistas estiman actualmente que el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá en 2009 alrededor del 2 por ciento. Los más pesimistas hablan de un crecimiento inferior al 1 por ciento, lo cual significaría un déficit de hasta 5 mil 640 millones de euros, el más alto en la historia de este país.

El diputado Michal Doktor, del Partido Cívico Democrático, defiende el presupuesto aprobado apuntando que nadie puede predecir el futuro.

“En esta situación se encuentran todos los gobiernos de Europa, o más bien del mundo. En este momento no existe ninguna institución con autoridad que diga cuál será el desarrollo de la economía en el mundo, en Europa y en la República Checa”, indicó Doktor.

El presupuesto para el año 2009 prevé ingresos de 44 mil 560 millones de euros. El mayor volumen de gastos está destinado a las pensiones y a los salarios en instituciones públicas.