Policía detuvo a narcotraficantes de cocaína

r_2100x1400_radio_praha.png

La policía checa se anotó otro importante éxito en la lucha contra el narcotráfico tras detener a 15 miembros de un grupo de narcotraficantes que se dedicaba a contrabandear cocaína desde el Ecuador. Durante la operación denominada "El Paso", agentes de la Central Nacional Antidroga incautaron un kilo y medio de cocaína por un valor de casi 800 mil dólares en el mercado nacional.

El jefe de la Central Nacional Antidroga, Jiri Komorous destacó que los narcotraficantes, todos de nacionalidad checa, estuvieron aprovechando los servicios de "mulas" que transportaron la droga en las cavidades de aparato digestivo.

"Se trata de cilindros de aproximadamente cinco centímetros envueltos en varias capas de embalaje plástico. Suelen tener además una capa de cera para proteger la droga contra los ácidos del aparato digestivo y con ello también a las propias "mulas". Es un método digamos más sofisticado porque en los años noventa, cuando la droga solía transportarse en condones ingeridos por la "mulas", se registraron muchos casos mortales."

Perro adiestrado para buscar drogas, foto: Policie CR
Según agregó Jiri Komorous, se trata del primer caso registrado en el país en el que ciudadanos checos fueron utilizados para transportar drogas de esa manera. El jefe de la Central Antidroga destacó que la cocaína ecuatoriana era para consumo local, pero no para drogadictos jóvenes, sino para las capas más altas de la sociedad checa.

La policía logró detener a todos los miembros de la banda y desarticuló la red de distribuidores. Uno de los miembros del grupo fue acusado de distribuir drogas sintéticas, sobre todo, éxtasis para el mercado canadiense. La semana pasada la policía checa incautó 100 mil comprimidos de éxtasis y detuvo a ocho personas responsables por la distribución de esa droga tan popular en las discotecas.