Plácido Domingo: “Siento mucho haber faltado tantos años en Chequia”

Plácido Domingo, foto: ČTK

Plácido Domingo vuelve 17 años después a la República Checa para cerrar por todo lo alto el XX Festival de Música de Český Krumlov. El tenor, seguramente la mayor figura del canto en la actualidad, así como la soprano puertorriqueña Ana María Martínez y el director Eugene Kohn, que le acompañarán en su concierto, hablaron para Radio Praga de su relación de amor con la República Checa y su música.

Plácido Domingo, foto: ČTK
Plácido Domingo ofrece este sábado en Český Krumlov el que para muchos es el evento musical del año en la República Checa. La gran leyenda viva de la ópera era esperado en el país desde abril de 1994. Entonces actuó en el abarrotado polideportivo en el que juega habitualmente el Sparta de hockey sobre hielo.

Pero después simplemente no ha podido ser, dijo. Mala suerte. No es fácil encontrar fechas libres en la agenda del cantante de ópera más famoso del mundo. Además Domingo también ha empezado últimamente a hacer de director de orquesta y sigue aceptando cargos, como el de jefe de la Federación Internacional de la Industria Musical (IFTI) con quienes quiere combatir la piratería y mentalizar a sociedad y políticos de sus consecuencias destructivas para la música.

El tenor compartió para Radio Praga su satisfacción de volver a encontrarse en la República Checa.

“Praga ha sido una de las ciudades que recuerdo con más cariño y siento mucho haber faltado durante tantos años. Lamento que el itinerario no se haya puesto de nuestro lado, o más bien de mi lado, porque me hubiera encantado venir antes. Ahora nos da una gran ilusión estar en el XX aniversario del Festival de Český Krumlov, un lugar que por lo que he visto es mágico, maravilloso. Esperamos tanto Ana María Martínez, como Eugene Kohn, y yo, poder dejar un grato recuerdo nuevamente en esta República Checa maravillosa y que volvamos a vernos muy pronto”.

Eugene Kohn, Plácido Domingo, foto: ČTK
En su concierto interpretará arias y diferentes momentos de óperas de Puccini, Verdi, Massenet, entre otros, evitando por lo general los ‘grandes éxitos’. Hacia la parte final, una buena parte del concierto estará dedicada a la zarzuela.

A su lado en el escenario estará la soprano puertorriqueña Ana María Martínez, con quien viene trabajando desde los últimos 15 años. Martínez solo tiene palabras de reconocimiento y afecto para el tenor madrileño.

“Es un honor siempre y una alegría enorme, es un ser de tanta bondad, muy generoso, siempre pensando en los demás. Su nivel como artista y ser humano es de lo más excelente que tenemos en el mundo y por los tiempos de los tiempos. Uno siempre crece, llega a adquirir más conocimiento de uno mismo de lo que no sabía que tenía como artista y como persona simplemente estando a su alrededor”.

Ana María Martínez destaca el buen entendimiento que existe sobre el escenario con Plácido Domingo, así como con el director estadounidense Eugene Kohn, que dirigirá en Český Krumlov la Orquesta Sinfónica de la Radiodifusión Checa.

“Siempre siento que me estoy reuniendo con mis amigos y mi familia. Es muy lindo, ya entendemos la rutina de estos conciertos bastante bien. Cada concierto es una experiencia nueva, pero ya existe esa conexión musical entre los tres, que ya no importa que no tengamos tanto tiempo de ensayo, porque se lleva muy bien”.

Pero cantar en Chequia tiene para Martínez un significado muy especial. Varios de los momentos más importantes de su carrera musical están ligados a Praga, cuenta.

Ana María Martínez
“Es una alegría estar aquí. Tengo unos recuerdos muy lindos de Praga en particular. En el 2000 vine aquí para producir mi propio disco, lo hice yo. Contraté a músicos de la Orquesta Filarmónica de Praga, un grupo joven, muy lindo. El director Jiří Bělohlávek tuvo mucho que ver con la fundación de esa orquesta, y fue una de las experiencias más bonitas de mi vida. También hace dos años trabajé con Jiří Bělohlávek, hice ‘Rusalka’, la grabamos, y fue tal experiencia que yo siempre hablo de mi vida antes de ‘Rusalka’ y después de ‘Rusalka’. Es una ópera en checo, hay que traducir palabra por palabra, tratar de entrar en la psique del idioma y de la cultura y todo. El aria ‘Měsíčku’ fui yo quien eligió hacerla aquí. Así que para mí la República Checa significa mucho”.

El director neoyorquino Eugene Kohn también explicó para Radio Praga lo que supone trabajar con una figura como la de Plácido Domingo.

“Llevo 40 años trabajando con el maestro Domingo, es siempre una inspiración. Ahora que está dirigiendo también como director de orquesta siempre tiene algo que enseñarme a través de su canto, a través de su musicalidad, de su experiencia como director de orquesta. Siempre es un placer especial dirigir a Plácido Domingo”.

Eugene Kohn comenzó muy temprano su carrera musical y llegó a acompañar al piano a leyendas como la mismísima María Callas o a un joven Luciano Pavarotti. Como director fue asiduo desde la década de los 80 de la Ópera Metropolitana de Nueva York y también trabajó para otras como las de Viena, Roma, París, Barcelona o Buenos Aires.

Pero Kohn asegura que junto a Alemania, Italia, Austria “y quizá Rusia”, dice, la República Checa es por su tradición musical uno de los lugares donde dirigir es una experiencia más especial. El director explica porqué.

Festival de Música de Český Krumlov, foto: Libor Sváček
“Es un país que tiene una base de música clásica que nunca perdieron a través de decenas de años de diferentes tipos de Gobierno. Siempre lograron mantener la continuidad de esta gran tradición de tocar instrumentos. Si vas a España encuentras checos en cada orquesta entre los mejores músicos, también polacos, eslovacos, rumanos, húngaros,… pero sobre todo aquí se tiene una disciplina y una calidad de tradición musical impresionante”.

Eugene Kohn sigue con la comparación con España para destacar el valor de los compositores checos.

“Por compositores, Chequia es un país importantísimo. España también tiene su gran tradición musical, pero como compositores clásicos para orquesta y ópera, no tienen las raíces que tiene la República Checa. Para mí la zarzuela también tiene momentos mágicos, pero composiciones como las de Dvořák no hay en España, ni nosotros tampoco las tenemos en ‘Gringolandia’, en Estados Unidos”.

El concierto de Plácido Domingo, acompañado de Ana María Martínez y la Orquesta Sinfónica de la Radiodifusión Checa dirigida por Eugen Kohn, tiene lugar este sábado en la explanada del parking número 2 de Český Krumlov, a los pies de su imponente castillo.

palabra clave:
audio