Piedras a Topolánek, crisis aérea y el adiós de Pavel Nedvěd

Mirek Topolánek, foto: ČTK

Violencia en la campaña electoral, la profunda crisis que atraviesa Aerolíneas Checas, el definitivo adiós de Pavel Nedvěd al fútbol profesional y un concierto benéfico de la artista Iva Bittová. Esos son algunos de los temas que marcaron la agenda noticiosa de la semana.

Mirek Topolánek, foto: ČTK
Las piedras cobraron un inesperado protagonismo en la cada vez más violenta campaña electoral checa. El viernes de la semana pasada, el líder cívico-demócrata, Mirek Topolánek, fue atacado a pedradas por un grupo de antisociales, mientras participaba en un mitin.

Según testimonio presentado al canal de Televisión Nova por uno de los supuestos atacantes, él y sus tres compañeros fueron contratados para provocar disturbios durante el acto electoral, pero no reveló quién les contrató.

“El dinero fue lo único que nos motivó a actuar de la manera que lo hicimos. Queríamos poner un poco de dramatismo para remover las aguas estancadas”, dijo a la Televisión Nova Martin K.

El atacante se decidió a hablar porque, según dijo, la persona que les contrató no les pagó la cantidad acordada. Además, aseguró estar convencido de que no habían cometido delito alguno, cuando mucho recibirían una multa por alterar el orden público.

Mirek Topolánek aseguró que lo ocurrido no le parece para nada gracioso, que espera que la Policía detenga a los responsables, y que continuará el programa establecido de su campaña electoral.

“No pienso cambiar mi programa, de hecho considero lo ocurrido como un accidente en el camino”, aseguró Topolánek.

Al líder socialdemócrata Jiří Paroubek le tiraban huevos. A Topolánek lo atacan con piedras. ¿Qué será lo próximo en la agitada campaña electoral?, se preguntan los analistas políticos.

Las elecciones anticipadas checas se celebrarán entre el 9 y 10 de octubre próximo y aún no hay un claro favorito en las encuestas.


La crisis de Aerolíneas Checas se agrava. Esta semana se desató un conflicto entre el sindicato de trabajadores y el Consejo de Dirección.

La empresa ha acusado en el primer semestre de este año pérdidas por unos 70 millones de euros y sus directivos preparan un plan de rescate que cuenta con una radical reducción de gastos.

Despidos masivos, venta de aeronaves y anulación de vuelos a distancia son algunas de las medidas a adoptar.

El líder de la Asociación Checa de Pilotos, Filip Gaspar, se mostró contrario a los argumentos de la empresa.

“La dirección planea vender los bienes de la compañía, reducir el número de vuelos y despedir a más de 800 empleados, todo esto en un momento en que la empresa comienza a recuperarse, registrando un leve aumento de pasajeros en las últimas semanas. El paso no nos parece adecuado”, recalcó Gaspar.

A todo esto, el presidente de Aerolíneas Checas, Radomír Lašák, prometió dejar su cargo a cambio de que sea aceptado su plan de salvamento de la compañía recortando el sueldo a sus empleados. Los pilotos serían los más afectados.

El ministro de Finanzas, Eduard Janota, apoya el plan, que considera la única solución posible ante la complicada situación de la compañía.

“La propuesta para solucionar la crisis es la clásica en este tipo de situaciones: disminuir los gastos. Sin recortes es imposible salvar la empresa. Les garantizo que cualquier empresa privada tomaría la misma decisión”.

El Estado es propietario de la mayoría de las acciones de Aerolíneas Checas, aunque su privatización estaba prevista para los próximos meses.

La mala situación económica mundial, que afecta especialmente al sector aéreo, ha hecho peligrar dicha privatización.


Pavel Nedvěd, foto: ČTK
La noticia fue recibida como un balde de agua fría por la afición checa.

“He decidido no aceptar ninguna de las ofertas que he recibido en las últimas semanas y definitivamente poner punto final a mi carrera. Quisiera dedicar todo el tiempo libre a mi familia, mi mujer e hijos”, anunció el futbolista Pavel Nedvěd el miércoles en su página web.

El rubio centrocampista, ex jugador de la Juventus de Turín, no encontró la motivación ni la voluntad necesaria para seguir activo, según su ex compañero de la selección checa, Václav Němeček.

“Pavel siempre destacaba por la voluntad de ganar. Ése ha sido su mayor fuerte. Conozco a muchos jugadores talentosos, pero nunca lograron llegar tan lejos como él por carecer de ese carácter”, dijo.

Nedvěd, Balón de Oro en 2003 y ex internacional, tenía ofertas para jugar en Estados Unidos, junto a David Beckham, y en los Emiratos Árabes Unidos, pero prefirió el retiro.

La selección checa esperaba con ansias su vuelta al fútbol activo, ya que ha tenido un rendimiento bastante nefasto en su camino a Sudáfrica 2010, y Nedvěd era un factor importante en la rehabilitación.

Sin embargo, la esperanza es lo último que se pierde. Tomáš Rosický, heredero natural de Nedvěd, ha sido convocado al próximo partido eliminatorio, tras una larga lesión con varias recaídas.

El 5 de septiembre próximo, los checos enfrentarán a Eslovaquia, como visitantes, en un trascendental encuentro para enderezar el rumbo y aspirar a un cupo en la máxima cita futbolística.


La cantante Iva Bittová ofreció el martes un concierto a favor de la fundación Archa Chantal. Los beneficios de la actuación ayudarán a la finalización del pabellón infantil del hospital de Vinohrady, en la capital checa.

La voz de la intérprete, resonó por todos los rincones del Museo de la Música, aprovechando las excepcionales condiciones acústicas del edificio.

La artista, radicada en EE.UU., estuvo acompañada solo por su violín, que ella misma toca, o por el dulce sonido de un pequeño instrumento africano, la calimba, y ofreció una actuación de gran intensidad.

Tras el concierto, Bittová se mostró entusiasmada por la buena acogida que había tenido la iniciativa benéfica de la Fundación Archa Chantal.

“El lugar era maravilloso, perfecto para dar un concierto. Pero lo más importante era la energía positiva en el aire. Todos los que vinieron eran conscientes de por qué estaban aquí, de que estaban ayudando a alguien, y eso se podía notar, así que he disfrutado mucho del recital”.

Iva Bittová aún dará tres conciertos más en la República Checa antes de regresar a los Estados Unidos, incluido uno el 22 de septiembre junto a la Orquesta Filarmónica de Praga.