Petr Mach condenado a cinco años de prisión

r_2100x1400_radio_praha.png

El ex presidente y antiguo propietario del famoso club de fútbol checo Sparta, Petr Mach, fue condenado a cinco años de prisión por una evasión de impuestos en valor de más de 30 mil dólares.

La Corte Suprema confirmó la decisión del año pasado del Tribunal Municipal de Praga, según la cual Mach violó la ley por no haber declarado ante las autoridades aduaneras checas la importación al país de un automóvil de lujo marca BMW. Mach se defendió afirmando que, supuestamente, no era el propietario del coche, sino que el vendedor de coches alemán tan sólo se lo había puesto a disposición. Ante la Corte Suprema fue comprobado, no obstante, que el contrato de compra existe realmente.

Petr Mach, cuya profesión de origen es la de automecánico, es conocido por la reconstrucción no declarada del estadio de Sparta, a la inauguración del cual asistió en 1994 uno de los altos dirigentes de entonces del Partido Cívico Democrático y ex Alcalde Mayor de Praga, Jan Koukal. El estadio reconstruido fue visitado en aquel entonces también por el presidente de dicha formación política, Václav Klaus. Será por ello que Petr Mach calificó el proceso de políticamente motivado y originado debido a sus amistades en el seno del Partido Cívico Democrático.

El endeudamiento que Petr Mach causó con su mala y poco transparente gestión del mayor club de fútbol checo, obligaron a sus actuales propietarios a vender hace poco al mayor talento del club, el jugador Tomas Rosický, al club alemán Borussia Dortmund.

Según se estima, la compra del club Sparta por Petr Mach, en 1993, fue una inversión que le trajo ganancias más que millonarias. Y cabe destacar que sus actividades no siempre estuvieron de acuerdo con las leyes vigentes. Así fue, entre muchos otros, en el ya mencionado caso del estadio de Sparta, cuya reconstrucción transcurrió sin que Mach tuviera la autorización correspondiente de construcción.