Noticias

r_2100x1400_radio_praha.png

La Cámara Baja ha aplazado la votación del paquete de cambios fiscales

La Cámara Baja ha aplazado para el viernes el debate y la votación sobre el paquete de cambios fiscales, propuesto por el gobierno. El proyecto gubernamental propone, entre otros, aumentar los impuestos sobre los productos tabacaleros, el alcohol y los carburantes.De ser aprobado, las personas físicas con ingresos anuales superiores a las 990 mil coronas, equivalentes a 33 mil euros, pagarían durante tres años un impuesto del 35 por ciento sobre su renta. El gobierno quiere utilizar el dinero obtenido con el aumento de los impuestos para subsanar los daños causados por las inundaciones.

A la subida de los impuestos se opone rotundamente el Partido Cívico Democrático. El líder de esta formación de centro derecha,Václav Klaus, declaró que su partido no respaldará los cambios del sistema tributario en vigor.Exigirá, por el contrario, que el gobierno utilice para la superación de los daños causados por las inundaciones el dinero procedente de la privatización y recorte los gastos gubernamentales.

Entretanto, el ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka,cree que la Cámara Baja aprobará los cambios fiscales tal como han sido propuestos por el gobierno. Si no fuera así, según el ministro Sobotka sería necesario aumentar el déficit del presupuesto para el año 2003.

La UE quiere destinar mil millones de euros al fondo para la paliación de las consecuencias de las inundaciones

El fondo de la Unión Europea destinado para superar las consecuencias de las inundaciones en Europa Central podrá alcanzar la suma de mil millones de euros, dijo a los periodistas el portavoz de la comisaria para el presupuesto, Michaele Schreyer. Los daños causados por las catastróficas inundaciones en Alemania, República Checa, Austria y Eslovaquia se estiman en 20 mil millones de euros.

Termina el bombeo del agua del metro de Praga

La empresa municipal de transportes de Praga terminó el bombeo del agua de las estaciones del metro capitalino, anegadas durante las recientes inundaciones. Una excepción es la estación Florenc en la línea B donde quedan todavía unos 90 centímetros de agua. La revisión de las estaciones ha confirmado que el agua no penetró al metro por el cierre deficiente o tardío de las compuertas de presión o debido al tardío cierre de la circulación de los trenes. Todas las compuertas de presión han sido ahora abiertas bajo la supervisión de la policía, informó el jueves la portavoz de la empresa municipal de transportes. Ésta sostiene que el agua penetró en el metro a través de una rotura de 15 metros en el túnel en la estación Mustek y a través de los muros rotos en las estaciones Mustek e Invalidovna.

En el barrio de Karlín se confirmará la próxima semana la orden para más 10 demoliciones

El ayuntamiento del barrio capitalino de Karlín confirmará la próxima semana la orden de demolición de diez casas cuya estática ha sido dañada por las inundaciones del pasado mes de agosto. Según el alcalde Josef Nosek, en el barrio de Karlín hay unas treinta casas seriamente dañadas. En el barrio de Karlín y la parte adyacente del de Liben el agua anegó 1100 casas que requieren una supervisión permanente. Ahora trabajan en la zona afectada 80 especialistas en estática. En los primeros días después de que el agua se retirara de Karlín, se derrumbaron en ese barrio cuatro casas.

Arquitectos piden auyda para salvar un valioso archivo

Arquitectos, especialistas en patrimonio histórico y representantes de asociaciones cívicas checas han decidido apelar a la opinión pública nacional y a la comunidad internacional que ayuden a salvar el valioso archivo de la arquitectura de los siglos 19 y 20, dañado por las inundaciones. Las colecciones depositadas en el edificio Invalidovna, en el barrio de Karlín, fueron seriamente afectadas, ya que el agua alcanzó en sus recintos el nivel de cuatro metros. Se necesitará dinero, entre otros, para salvar los planos del Teatro Nacional y del Museo Nacional de Praga y otros materiales que han escapado a la perdición inmediata gracias a su traslado a los frigoríficos industriales.