Noticias

r_2100x1400_radio_praha.png

Disminuye el nivel del agua de los ríos checos

El nivel de las aguas de los ríos checos sigue disminuyendo. La situación está mejorando también en las regiones junto al río Elba, en el noreste del país, donde el viernes la situación fue aún bastante crítica. El nivel del Elba disminuyó este sábado en unos 80 centímetros. Las inundaciones afectaron también la zona de la industria química en dicha región. La dirección de las empresas aseguró que no hay peligro del vertido de sustancias químicas. También el nivel del río Vltava disminuyó en comparación con el miércoles en más de cuatro metros. No obstante, el casco histórico de la capital checa permanece cerrado para la ciudadanía. Pese a que el agua se retira de los barrios capitalinos, muchos habitantes evacuados no pueden regresar aún a sus hogares. Las empresas energéticas están renovando paulatinamente los suministros de electricidad a los domicilios. Al control y reparación se somete también el alcantarillado público.

La situación se está normalizando también en Bohemia del Sur. Sin embargo, estado de emergencia está vigente aún en algunas aldeas cerca de los ríos Vltava y Luznice. En esa región las aguas causaron graves daños, afectando los cascos históricos de las ciudades de Ceské Budejovice y Ceský Krumlov.

Daños muy serios causaron las inundaciones también en Bohemia Central, donde se registran más de sesenta casas derrumbadas o gravemente afectadas.

El ministro del Interior, Stanislav Gross, afirmó que al control preventivo serán sometidas muchas represas en el país.

Permanece amenaza de averías ecológicas

La amenaza de averías ecológicas en las fábricas anegadas preocupa a los ciudadanos, a los comités de crisis y a los ecologistas. Con la participación del ministro del Interior, Stanislav Gross, y del ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, en la empresa química Spolana de Neratovice sesionó el comité de crisis para acordar los pasos preventivos en caso de que las aguas que se retiran afecten alguno de los depósitos de cloro. "Los ministros nos prometieron todo tipo de ayuda", señalaron gerentes de Spolana, donde el viernes se produjo un escape de cloro, pero el viento dispersó las emanaciones del peligroso gas que no afectaron a los habitantes de la ciudad.

Ministro de Defensa prevé investigar el caso de los barcos en Elba

El ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, afirmó que prevé someter a investigación judicial el caso de los barcos con centenas de toneladas de carga, cuyo movimiento incontrolable amenazó el jueves a derribar los puentes en el río Elba. "Los propietarios insistían que los barcos están bien asegurados y que no corre el peligro que se desaten", afirmó el ministro Tvrdík, agregando que el caso será sometido a un detallado análisis. Comandos especiales tuvieron que hundir los barcos, arriesgando en la operación sus vidas. Un hombre que estuvo observando la acción resultó muerto al ser alcanzado por un fragmento de un barco volado.

Ayuda internacional a la República Checa

Numerosos países e instituciones internacionales ofrecen ayuda a la República Checa afectada por las catastróficas inundaciones. El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, indicó que la Unión Europea está dispuesta a concederle al país ayuda financiera en valor de 58 millones de euros y, en forma de ventajosos préstamos, ofrecerle otros 200 millones de euros. De Italia partió este sábado un avión con técnica y ayuda humanitaria. De Polonia llegó un equipo de bomberos para contribuir a la eliminación de los daños. Ayuda ofrecieron también España, Argentina, Rusia, Irlanda, Grecia, Estados Unidos, Finlandia, Alemania, la Federación Internacional de la Cruz Roja y muchos otros países e instituciones.

El hipopótamo desaparecido volvió al zoológico de Praga

Para la gran sorpresa de los empleados del jardín zoológico de Praga, el hipopótamo desaparecido durante las inundaciones apareció vivo y sano cerca del pabellón de los elefantes. Sin embargo, desaparecido continúa aún un dúo de osos marinos que fueron vistos por última vez el viernes en el río Elba, cerca de la ciudad de Roudnice nad Labem.