Noticias

r_2100x1400_radio_praha.png

Austria y la República Checa firman en Brusleas protocolo que pone fin al tratado de Melk

El primer ministro checo, Milos Zeman, y su homólogo austríaco, Wolfgang Schuessel, firmarán este jueves en Bruselas el protocolo que culmina el proceso de Melk sobre la influencia de la central nuclear checa de Temelín en el medio ambiente. En las deliberaciones toman parte también el ministro de Exteriores checo, Jan Kavan, el titular del Medio Ambiente austríaco, Wilhelm Molterer, y representantes de la Comisión Europea. El ministro Kavan está convencido que la declaración final diluirá los temores de Austria sobre la seguridad de Temelín. La última misión de expertos de la Agencia Internacional para la Energía Nuclear informó que fueron superadas todas las insuficiencias de la Planta. Además, según la evaluación del Instituto Ecológico austríaco, Temelín figura entre las plantas nucleares más seguras del mundo.

Primeros ministros checo y austríaco deliberan sobre la central nuclear de Temelin

El encuentro entre el primer ministro checo, Milos Zeman, y el canciller austríaco, Wolfgang Schlussel, contribuirá al mejoramiento de las relaciones bilaterales. No obstante, según observadores internacionales el tema de Temelín puede seguir influyendo en el escenario político de Austria hasta que no sea convocado un referendum para impedir la entrada de la República Checa a la Unión Europea. Los intentos de los grupos ecologistas austríacos por impedir la ampliación de dicha organización, y en especial la entrada de la República Checa, fueron dúramente criticados por el presidente austríaco, Thomas Klestil, quien advirtió ante el peligro del eventual aislamiento internacional de su país.

Ministro de Industria y Comercio delibera en Bruselas sobre la reestructuración del sector siderúrgico

Una delegación del Gobierno checo, encabezada por el ministro de Industria y Comercio, Miroslav Gregr, delibera en Bruselas sobre la reestructuración de la industria siderúrgica checa. El plan, aprobado por este país, prevé asignar el equivalente a 550 millones de dólares para impulsar la reestructuación del sector, mientras que la Comisión Europea recomienda que esa suma se eleve a 850 millones. La Unión Europea dio a entender que, a pesar de que aprecia altamente la legislación checa, no es posible cerrar ese capítulo debido a la falta de un plan nacional de restructuración de la siderurgía. La dudosa ayuda del Estado a los bancos de este país fue otro de los temas deliberados por el titular checo de Industria y Comercio, Miroslav Gregr, y el ministro de Hacienda, Jiri Rusnok, con representantes comunitarios.

Presidenta del Senado español delibera en Praga

La ampliación de la Unión Europea y su informe anual sobre los preparativos de los países candidatos a ese ente fueron los temas principales de las deliberaciones entre el presidente checo, Vaclav Havel, y la presidenta del Senado español, Esperanza Aguirre. La senadora española afirmó en Praga que cuando España asuma la presidencia de la Unión, en el primer semestre del 2002, la ampliación de esa organización será una de las prioridades de su política exterior. Esperanza Aguirre se entrvistó también con el primer ministro checo, Milos Zeman. Los dos representantes coincidieron en que el comercio checo-español se desarrolla dinámicamente.