Ministro de RR.EE. quiere decidir cuanto antes sobre radares de EE.UU.

Karel Schwarzenberg y Martin Bursík (Foto: CTK)

El ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg, rechazó esperar el resultado de las elecciones presidenciales en EE.UU. para firmar el acuerdo sobre la instalación de una estación militar de radares estadounidenses en territorio checo.

Karel Schwarzenberg y Martin Bursík (Foto: CTK)
El jefe de la diplomacia checa, Karel Schwarzenberg, no está de acuerdo con la oposición y algunos políticos de la coalición gubernamental, quienes recomiendan esperar la nueva administración estadounidense para suscribir el convenio sobre la construcción de una base de radares en el país.

El ministro está convencido de que Praga debería aprovechar las actuales condiciones favorables que se le presentan.

“A mi juicio, la administración saliente quiere atribuirse otro éxito antes de abandonar la Casa Blanca. Puesto que dispone de un tiempo limitado, estará más dispuesta a retrocesos, lo que nos beneficia. Estoy a favor de concluir las deliberaciones cuanto antes”, dijo el ministro.

Karel Schwarzenberg señaló que la República Checa podría firmar el acuerdo sobre los radares incluso antes de la cumbre de la OTAN, que se celebrará en abril en Bucarest. La postura optimista de Schwarzenberg la confirman las declaraciones del Pentágono, desde donde se informó que las negociaciones entre Praga y Washington podrían finalizar dentro de unas pocas semanas.

Con las opiniones de Karel Schwarzenberg contrastan las de algunos políticos de la coalición gubernamental. El primer ministro, Mirek Topolánek, sostuvo que para el Gobierno checo no es importante la rapidez en llegar a un acuerdo, sino lograr las condiciones más ventajosas para la República Checa.

También el líder del democristiano Partido Popular, Jiří Čunek, se expresó en contra del ritmo apresurado de las conversaciones. “El diálogo bajo presión del tiempo no siempre arroja buenos resultados. Preferiría esperar los resultados de las elecciones presidenciales en EE.UU”, afirmó Čunek.

El vicepresidente de la Cámara Baja, Lubomír Zaorálek, del opositor Partido Socialdemócrata, afirmó por su parte que Europa dispone de suficientes recursos para protegerse. “El Viejo Continente no necesita ayuda por parte de EE.UU.”, insistió el político.