!Me impacta la burocracia checa!

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

En esta ocasión conversaremos con el empresario venezolano Ignacio Tomas, quien desde mediados de este año radica en la República Checa.

Bienvenido al programa Ignacio. ¿Cuéntanos qué ha sido lo que más te ha llamado la atención de este país, tras medio año viviendo en Praga?

"Lo que más me ha impactado además del frío, que todavía no termina de entrar, es que este país es mucho más burocrático que Venezuela, en cuanto a trámites, especialmente en oficinas públicas. Pero el resto me ha impactado que es un país en notable crecimiento, se ve en la calle que la gente está mejorando su nivel de vida, lo ves cada día".

Mencionas la burocracia porque te ha tocado muy de cerca, como empresario tienes que enfrentarte permanentemente a una serie de barreras legales. Quizá para un extranjero que llega por otras razones al país esta realidad pasa desapercibida, ¿Qué opinas?

"Si, exactamente. La burocracia la menciono ya que el proceso de establecimiento de un negocio, conseguir las licencias, para constituir la empresa como tal, pueden pasar dos o tres meses, así tengas todos los papeles en regla".

Muchas personas comentan incluso que se practica el soborno en muchas entidades públicas, lo que sería similar a algunos países de América Latina. ¿Te has topado con esta realidad?

"No, todos mis trámites los hice a través de mis abogados y no pude ver eso de cerca".

Cuéntanos un poco más acerca de tu negocio, el que desarrollas con un socio tuyo que también viene de Venezuela.

"Nos estamos dedicando al en el mercado de las Bienes Raíces al la compra, reforma y venta de apartamentos. Es decir que no estamos en el negocio de publicar viviendas de personas que quieran vender o comprar, sino lo que compramos nosotros mismos lo vendemos. Nuestro negocio es básicamente la construcción"

¿Y cómo les ha ido? Te lo pregunto porque el mercado de las bienes raíces en la República Checa es sabido que atraviesa un verdadero "boom".

"Si, es un buen negocio. Aunque hay mucha competencia. Por eso decidimos dedicarnos a esto y no competir con los gigantes del mercado. El único problema es que en el último tiempo los precios se han disparado en un 30 por ciento, conseguir una buena oportunidad se complica. Pero bueno, hemos conseguido algunas oportunidades y estamos trabajando sobre ello".

Y en cuanto al tema de los impuestos, ¿Les afectará el alza prevista para el 2008?

"Eso es básicamente para los apartamentos que tengan menos de 90 metros cuadrados, que ahora pagan en 5%, sin embargo, nosotros hemos estado atacando el mercado más de lujo, es decir, los distritos de Praga 1, Praga 2, incluso Praga 3, el centro de la ciudad, y ahí buscamos apartamentos de más de 100 metros. Entonces, igual nos va a tocar el 19%. Lo que si hemos visto es que el mercado de las bienes raíces es muy "caliente", estamos a un 60 por ciento por debajo de la media en Europa Occidental".

¿En los próximos años piensan expandir el negocio a otros países de la región?

"Si, exactamente. Además es que hay otra razón, el metro cuadrado en países como España, Inglaterra, ya no es tan buen negocio como antes, las personas que invierten en bienes raíces están pensando en trasladarse para acá. El año que viene va a ser bastante importante, y cuidado si suben los precios más del 30 por ciento, precisamente por la demanda que hay".