Los políticos ganarán un 3% más a partir del próximo año

Foto: ČTK

Los representantes políticos checos cobrarán un 3% más a partir de 2015. Así fue votado en la Cámara Baja el viernes pasado. El vice primer ministro Andrej Babiš tildó de populista al jefe del Gobierno, Bohuslav Sobotka, ya que en un principio habían acordado un aumento del 14%.

Foto: ČTK
Tras arduos y ácidos debates, los diputados votaron finalmente por un aumento del 3% del sueldo de los representantes políticos a partir de 2015.

En caso de que los diputados no llegaran a un acuerdo antes de finales del año en curso el aumento automático sería del 26%, lo que tendría un alto costo político en las próximas elecciones.

El vice primer ministro Andrej Babiš arremetió contra el jefe del Gobierno, Bohuslav Sobotka, al que acusó de violar el compromiso alcanzado por los partidos de la coalición oficialista.

“El primer ministro declaró que podía imaginarse un aumento de los salarios de los políticos del 3,5% al 26%”.

Andrej Babiš, foto: ČTK
Según Babiš el primer ministro Sobotka pidió a los jefes de fracción que buscaran consenso y recomendó un aumento del 14%, pero súbitamente cambió de opinión y propuso un 3%.

Babiš, quien además es ministro de Finanzas, dijo que el jefe del Gobierno no cumple sus promesas y amenazó con dejar el oficialismo de repetirse una situación similar.

“En caso de que semejantes engaños se repitan, hablaré con la gente de mi movimiento y estudiaremos la posibilidad de abandonar la coalición de Gobierno”.

El primer ministro, Bohuslav Sobotka, aseguró que no pudo permitir que el sueldo de los políticos aumente más que el de la administración pública en general.

Contraatacó y dijo que nadie sabe cómo votó el ministro Babiš, ya que antes de la votación abandonó la Cámara Baja, y recordó que en su momento el ministro había propuesto que no aumentaran del todo los sueldos de los políticos.

Bohuslav Sobotka, foto: Kristýna Maková
Tras la votación del viernes el sueldo básico de los diputados y senadores se incrementará en 60 euros hasta los 2.085 euros brutos. Para que entre en vigor, la subida de sueldo deberá ser ahora confirmada por el Senado y ratificada por el presidente de la República, Miloš Zeman.