Los niños checos casi no practican deportes

r_2100x1400_radio_praha.png

Los profesores de educación física y los responsables de los campamentos escolares de verano de la República Checa se quejan muy a menudo de que los niños y jóvenes resisten cada vez menos la práctica de deportes. ¿Por qué?

Según reflejan estudios realizados en este país, la mayoría de los quinceañeros pasa más de dos horas y media al día frente a la pantalla televisiva, mientras que los niños con edades comprendidas entre los cuatro y los diez años, dos horas diarias como mínimo.

Esta especie de "pasión de la civilización" ya va dando sus primeros resultados, y no precisamente alentadores: más del 20 por ciento de los niños que inician su vida escolar tienen problemas de postura causados por desviaciones de la columna vertebral, se agotan en extremo durante la clase de educación física y padecen de frecuentes dolores de cabeza y de espalda. Y es precisamente durante las vacaciones que los padres se percatan de estos problemas de sus hijos, incapaces -por lo general- de caminar más de dos horas seguidas.

Los responsables de los campamentos escolares de verano manifiestan que los niños y jóvenes "resisten" cada vez menos las actividades físicas y que sienten una especie de aversión por todo lo que implique tener el cuerpo en movimiento.

El principal causante de los problemas físicos de los niños checos es el estilo de vida: permanecen sentados largas horas en los pupitres del colegio, y luego en casa ante la tele. Y alarmante es el hecho de que más del 30 por ciento de los quinceañeros de Chequia ya se haya tenido que someter a tratamiento médico, fisioterapia incluida, a causa de esos problemas.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio