Los negocios checos, divididos en cuanto al nuevo sistema de registro de transacciones

Foto: Tokaito, CC BY-SA 3.0

Una nueva encuesta realizada por la agencia Median para la cadena de televisión pública Czech Television sugiere que el 58% de la población apoya el proyecto del Ministerio de Hacienda: el sistema electrónico de caja registradora (EET).

Foto: Tokaito, CC BY-SA 3.0
El sistema transmite la información electrónicamente a la oficina de impuestos como medio para frenar el fraude fiscal. El método comenzó a funcionar sin problemas, después de un mes de pruebas. La mayoría de los locales y los empresarios tuvieron tiempo suficiente para preparar y adquirir el software necesario.

Aproximadamente un tercio de la población no está a favor del sistema. Algunas empresas, por ejemplo pequeños pubs de pueblo, que no quieren implementar el sistema, han cerrado sus establecimientos para siempre. Según la encuesta Median, el 59% de los encuestados creen que la información obtenida por la oficina de impuestos es excesiva. El 49% dijo que creía que el sistema afectaría negativamente su negocio y el 14% dijo que el EET significaría el cierra de su comercio. Mientras tanto, alrededor del 40% de los empresarios dijeron que aumentarían los precios como resultado.

Foto: ŠJů, Public Domain
Entre las profesiones que se verán afectadas se encuentran, por ejemplo, los servicios financieros y los artesanales, así como el sector de la construcción. Estos últimos están más preocupados por el sistema, aunque todavía no han entrado en él. De los empresarios un 55% opina que el nuevo sistema electrónico mejoraría la recaudación de impuestos, pero dos tercios también sostuvo que el sistema aumenta la causa administrativa. La encuesta se llevó a cabo entre el 7 y 10 de diciembre, participando alrededor de de 900 personas, informó el noticiario lidovky.cz.

Autor: Marta Guzmán
palabra clave:
audio