Los comunistas recibirán un trozo de la tarta del poder

Vojtech Filip y Miroslav Grebenícek, foto: CTK

Las elecciones legislativas checas han sacado a la luz dos asuntos: la derrota, por segunda vez, del líder del Partido Cívico Democrático, Václav Klaus, y el ascenso de los comunistas. Sobre éste último tema les hablará a continuación Federico Picado.

Vojtech Filip y Miroslav Grebenícek, foto: CTK
El Partido Comunista de Bohemia y Moravia es uno de los poquísimos que después de la derrota del comunismo en Europa, en 1989, no cambió de nombre. Algunos politólogos aseguraban que eso ayudaría a su pronta desaparición porque después de más de cuatro décadas en el poder se ha había desprestigiado lo suficiente.

La sorpresa ha sido que a lo largo de los últimos 11 anos, el partido comunista, no sólo ha sobrevivido, sino que además se ha convertido en la tercera fuerza política del país. Sea como fuere, que si debido al elevado ausentismo en los comicios o porque representó parte del voto de castigo contra la derecha, los comunistas tienen hoy posibilidades de optar por un trozo de la tarta del poder.

Las elecciones legislativas fueron un triunfo de la izquierda, pero la socialdemocracia dejó claro, desde un principio, que no formaría gobierno con los comunistas.

No obstante, la evolución de la situación tras la elecciones y las negociaciones han llegado a tal punto que los comunistas podrían obtener una de las vicepresidencias de la Cámara de diputados, y las presidencias de dos o tres comités parlamentarios.

Los comunistas también podrían obtener representación en el Fondo del Patrimonio Nacional y en algunas agencias estatales. Esta situación ha provocado preocupación en algunos sectores de la sociedad, pero como indicaran politólogos y especialistas en derecho, las elecciones fueron democráticas y un estado democrático debe respetar los resultados de los comicios.

La lección que estos comicios han representado para la derecha, es un asunto que deben resolver las formaciones políticas, ahora el país necesita la formación de un gobierno estable que respete los principios democráticos que rigen los destinos de la nación desde 1989.

Autor: Federico Picado
audio