Los checos quieren a una mujer como presidenta de la República

Madeleine Albright

Los intelectuales checos quieren a una mujer en la presidencia de la República; escándalo de ex ministra de Defensa divide a los políticos y los niños hablan cada vez peor. Estos son algunos de los temas destacados por los diarios nacionales este lunes.

Todavía no ha empezado la campaña para las elecciones presidenciales de 2013, ni todos los candidatos han inscrito sus candidaturas, pero el tema ocupa cada vez más espacios en los medios de comunicación.

El diario Mladá Fronta Dnes realizó una encuesta entre 30 intelectuales nacionales. Recibieron un cuestionario para descubrir, desde su punto de vista, qué características debe tener el próximo mandatario.

La mayoría coincidió en que el próximo presidente de la República debe ser una mujer con un buen nivel intelectual, carismática y con gran sentido del humor, entre los 45 y los 70 años de edad.

Los resultados de la encuesta son claros, indica el diario, pero resulta necesario encontrar a un a candidata con dichas cualidades. Entre los nombres sugeridos por los intelectuales consultados destaca Táňa Fischerová, actriz y antigua diputada.

No está convencida de aceptar una candidatura, pero reconoce que son muchas las personas que se lo han sugerido. En el modelo delineado por el grupo de intelectuales calza la presidenta de la Cámara Baja, Miroslava Němcová, no obstante ésta retiró su candidatura porque no quiso ir a elecciones primarias en el seno del gubernamental Partido Cívico Democrático (ODS).

Grandes posibilidades tendría la antigua Secretaria de Estado estadounidense Madeleine Albright, de origen checo, que en un momento rechazó semejante eventualidad.

De acuerdo con el director de la agencia demoscópica Factum Invenio, Jan Herzmann, la eventual elección de una mujer responde a que muchos votantes no están satisfechos con el papel desempeñado por muchos hombres en la política nacional, indica Mladá Fronta Dnes.


Vlasta Parkanová, foto: Kristýna Maková
Otra mujer es la protagonista de un escándalo que divide a los representantes políticos de diversos colores.

Vlasta Parkanová, antigua ministra de Defensa y actual vice presidenta de la Cámara Baja, es sospechosa de haber afectado los intereses del Estado durante la compra de aviones militares CASA de producción española.

La Policía anticorrupción pidió a los legisladores que levanten la inmunidad parlamentaria a Parkanová para que la Justicia tome cartas en el asunto, informa Hospodářské Noviny.

El líder del partido TOP 09, Karel Schwarzenberg, en el que milita la sospechosa, sostuvo en un debate televisivo que Parkanová es inocente y que las acusaciones presentadas no ameritan levantarle la inmunidad parlamentaria.

El primer ministro Petr Nečas recomendó a Parkanová que pida a los legisladores que le levanten la inmunidad, mientras que el opositor Partido Socialdemócrata recordó que la inocencia la determinan los tribunales y no el líder de una formación política.


Foto: Jimi Backhouse, stock.XCHNG
En otro ámbito, el diario Lidové Noviny informa en primera plana que los niños checos hablan cada día peor debido a que los padres no platican con sus hijos.

A finales de los años 90 recurrieron a los servicios de especialistas en logopedia unos 90.000 menores, el año pasado su número ascendió a 138.000.

Los especialistas consultados por el diario señalan que muchos padres no prestan suficiente atención a sus niños, les resulta más ‘cómodo’ dejarlos en compañía de la televisión o de la computadora.

Los padres dejaron de leer cuentos a sus hijos y hablan poco con ellos. “Muchos niños tienen dificultades hasta para entender lo qué se les dice, porque no están acostumbrados a escuchar y mucho menos a hablar”, dijo a Lidové Noviny la logopeda Kateřina Denemarková.