Líder democristiano manchado de corrupción regresa al Gobierno

Jiří Čunek y Mirek Topolánek (Foto: CTK)

El viceprimer ministro y ministro del Desarrollo Local, Jiří Čunek, regresa este miércoles al Gobierno del que tuvo que retirarse hace cinco meses por sospechas de corrupción.

Jiří Čunek y Mirek Topolánek (Foto: CTK)
El nombre del jefe del democristiano Partido Popular, Jiří Čunek, fue mencionado en varios escándalos financieros y fue investigado por haber recibido, supuestamente, un soborno de casi 20 mil euros cuando era alcalde de la ciudad de Vsetín, en 2002. Además, fue acusado de cobrar subsidios sociales en los años noventa a pesar de mantener elevadas sumas financieras en sus cuentas bancarias.

La Fiscalía suspendió la persecución de Čunek, por falta de evidencia, a raíz de lo cual los líderes de la coalición gubernamental dieron luz verde este martes a su regreso al Gobierno bajo la condición de que paralelamente se inicie una revisión de la situación financiera de la familia Čunek. Así lo exigía el ministro de RR.EE., Karel Schwarzenberg, quien había amenazado con abandonar el Gabinete por considerar insuficiente las investigaciones anteriores.

Karel Schwarzenberg (Foto: CTK)
“Todos los asuntos referentes a un ministro tienen que ser aclarados debidamente, lo que supone que los resultados de la investigación se den a conocer a la opinión pública”, dijo Schwarzenberg.

La auditoría, realizada por una empresa independiente, debería finalizar el primero de julio. Jiří Čunek se conformó con ese procedimiento a pesar de considerarlo inhabitual, según resaltó.

“Yo lo acepté porque quiero que Karel Schwarzenberg se quede en el Gobierno y porque todo lo que se refiere a la situación financiera de mi familia ya es conocido, así que no existen motivos para ocultar algo”.

David Rath (Foto: CTK)
Por su parte, la oposición recalcó que el regreso de Čunek al Gobierno es escandaloso, según expresó el vicepresidente de la facción parlamentaria del Partido Socialdemócrata, David Rath.

“Alguien se está burlando de la gente hablando de una inspección para que el asunto parezca fiable e interesante, pero sólo nos están tomando el pelo”, subrayó Rath.

La oposición insiste en que tras el regreso de Čunek el Gobierno debería volver a someterse a la moción de confianza en el Parlamento.