Ley sobre la función pública

r_2100x1400_radio_praha.png

Con el nuevo borrador de ley sobre función pública, el gobierno de la República Checa le garantiza trabajo a los funcionarios públicos hasta su jubilación.

A los empleados de la función pública que cumplan los requisitos establecidos por la nueva ley aprobada ayer por el gobierno de Milos Zeman, les espera un futuro muy prometedor: mayor salario, más días de vacaciones al año, garantías de promoción, y la seguridad de tener trabajo hasta la jubilación. Esta ley ha de iniciar la reforma de la función pública checa y concluir la tan prolongada polémica acerca del estatuto de funcionario público.

Con las ventajas que supone esta ley, el gobierno checo espera atraer a la función pública a muchas personas capacitadas que, motivadas por mayores salarios, habían preferido hasta el momento trabajar en firmas privadas. En caso de que el borrador de ley en cuestión sea aprobado por el Parlamento, a partir del año 2002 cuando entre en vigor, a los empleados de la función pública les espera primero un período de prueba con contrato laboral limitado a tres años, y de salir airosos de éste, un futuro casi envidiable ya por el mero hecho de que hasta la jubilación tendrán trabajo asegurado siempre y cuando su comportamiento sea irreprochable, garantías de promoción, salarios más altos, y una semana más de vacacaciones al año.

El borrador de ley aprobado ayer por el gobierno no es visto con buenos ojos por la derecha del espectro político checo, por considerar que otorga a los funcionarios públicos demasiadas ventajas.

Autor: Mónica Villegas Gallego
audio