Las multas y la pérdida de puntos serán más estrictas en Chequia

Foto: Barbora Kmentová

El sistema de puntos para las infracciones de tráfico será más estricto en la República Checa. En la reforma prevista por el Gobierno los conductores tendrán una mejor percepción de los puntos que les quedan y los que hayan perdido el carnet por abuso de sustancias lo tendrán más difícil para volver al volante.

Foto: Barbora Kmentová
Dos veces y basta. Ese es el principio por el que se regirá el nuevo sistema de pérdida de puntos en el carnet de conducir que planea implementar el Gobierno checo. De esta manera, repetir una infracción, por ejemplo sobrepasar dos veces la velocidad máxima, significará la retirada de la licencia por seis meses.

Los conductores checos tendrán además un mejor acceso a los puntos que les quedan. Basta con solicitarlo en las oficinas de tráfico de su población y recibirán notificaciones sobre los cambios por sms o correo electrónico. Esto evitará confusiones y errores, comenta Tomáš Neřold, portavoz del Ministerio de Transporte.

“Consideramos que la forma más sencilla es que los conductores reciban información sobre los cambios en su cuenta de puntos en el momento en que estos se producen en el registro, y no en el bloc del policía que pone la multa”.

Foto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio Praga
Por supuesto, se modifican también los puntos que se pierden en algunas sanciones. Conducir bajo los efectos del alcohol con una proporción de una milésima pasa de restar 7 a solo 6 puntos. El resto de infracciones se endurecen: no usar el carnet pasa de 3 a 4 puntos, escapar del lugar de la infracción sube de 5 a 6, y dos infracciones que hasta ahora no sustraían puntos: ser culpable de un accidente y no tener las luces encendidas, restan ahora dos puntos. En Chequia el carnet de conducir es de 12 puntos.

Por otro lado, aumentará la presión sobre los que hayan sido sorprendidos conduciendo bajo los efectos del alcohol u otros estupefacientes, ya que suelen estar detrás de buena parte de los accidentes mortales.

Tomáš Neřold, foto: Archivo del Ministerio de Transporte
Actualmente se les retira el carnet y solo pueden recuperarlo tras un nuevo examen en la autoescuela, el visto bueno del psicólogo y un examen médico. De acuerdo con Neřold, con las nuevas reglas esto no será suficiente.

“Tendrá que pasar el control de un especialista que dirá si sigue siendo adicto o no. En caso de que diga que sí le será recomendado un tratamiento médico”.

La misma medida se aplicó hace tres años en Eslovaquia, y los resultados son positivos. En 2013 la Policía eslovaca detuvo a 12.000 conductores ebrios o drogados. Al año siguiente fueron solo 9.000.

Las modificaciones al sistema de puntos fueron decididas tras consultar e expertos y conductores, y recibir en tan solo un mes hasta 900 propuestas de cambios.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio