La RCh registra disminución del turismo receptivo

r_2100x1400_radio_praha.png

Después de los ataques terroristas contra Washington y Nueva York y la siguiente respuesta de Estados Unidos en Afganistán, el turismo atraviesa por momentos difíciles en todo el mundo. La gente tiene miedo de viajar. La República Checa también registra una disminución del turismo receptivo.

Desde el 11 de septiembre, el turismo receptivo en la República Checa ha registrado un descenso de 15%. Los más afectados son los hoteles que se orientan a la clientela extranjera; éstos han registrado un descenso de hasta 50%.

Sobre todo los ciudadanos de Estados Unidos, Canadá y Japón temen viajar en avión y cancelan masivamente sus reservaciones en los hoteles checos. Según señala el director de la agencia analítica Mag Consulting, Jaromír Bednár, el número de los turistas japoneses que en el otoño suelen visitar este país en número de cincuenta mil, se ha reducido prácticamente a cero.

Sin embargo, la excepción que confirma la regla son los israelíes. En momentos en que todo el mundo se siente amenazado por los posibles ataques terroristas, los ciudadanos de Israel buscan reposo en los balnearios checos.

La Embajada de Israel en la República Checa afirma que su país ha elaborado una lista de países de riesgo a los que actualmente no recomienda viajar a sus ciudadanos, que en ella este país no figura.

Los balnearios checos atienden ahora a un número tres veces mayor de israelíes. La razón es simple: Los ciudadanos israelíes consideran la República Checa como uno de los países europeos más seguros desde el punto de vista de eventuales actos terroristas.

Según los datos de la Asociación de Balnearios Checos, los israelíes son, después de los alemanes y los rusos, la clientela extranjera más numerosa de los balnearios de la República Checa.