La Praga de Dvořák: un homenaje a la música checa

r_2100x1400_radio_praha.png

Enriquecer el programa cultural veraniego y propagar la obra de Antonín Dvořák, uno de los más destacados compositores checos de las postrimerías del siglo XIX. Esos son los dos objetivos del festival de música clásica La Praga de Dvořák, que actualmente se desarrolla en esta capital.

El festival La Praga de Dvořák celebra este año su segunda edición, pero ya tiene fama entre el público, según testimonia el interés por los conciertos. Como señala su director, Jaroslav Manda, esto se debe a que además de cuerpos musicales conocidos, como la Orquesta Filarmónica Checa o la Orquesta Filarmónica de Londres, actúan en el festival también solistas y conjuntos jóvenes del mundo entero, lo que atrae a los aficionados a la música. “Hemos tenido suerte, ya que confirmaron su presencia todos los artistas invitados. Especialmente los jóvenes se sienten complacidos de poder actuar en Praga. Este año el público puede apreciar así a la Orquesta Juvenil de la Unión Europea, dirigida por Vladimir Ashkenazy, a la violinista holandesa Janine Jansen, al conjunto checo Cuarteto Bennewitz y, entre los músicos de mayor renombre, al pianista ruso Boris Berezovski”.

El festival quiere propagar especialmente la música del compositor checo Antonín Dvořák, aunque en su programa figuran también obras de Frederik Chopin, Franz Liszt, Giuseppe Verdi y otros. El director artístico de la actividad, Vladimír Darjanin, recalcó que la música de Dvořák merece esa atención.

“Considero importante que Praga organice un festival dedicado a la música de Dvořák, para testimoniar el gran aprecio que se tiene por los grandes talentos nacionales. Queremos que la obra de Antonín Dvořák se conozca más a fondo. Y el público, especialmente los visitantes extranjeros de esta fiesta musical, valoran nuestra iniciativa”.

Durante la actividad fue concedida una nueva distinción, el Premio Antonín Dvořák por el aporte a la música clásica checa. Se trata de una escultura cubista de un violonchelo de cristal. El premio lo recibió el violinista Josef Suk, de 80 años de edad, gran propagador de la música nacional y bisnieto de Antonín Dvořák.

La Praga de Dvořák concluirá el 4 de septiembre próximo con un concierto de la Orquesta Filarmónica de Londres en el palacio Rudolfinum.

palabra clave:
audio