La nieve sigue paralizando Chequia

Foto: ČTK
0:00
/
0:00

Los problemas causados por la nieve y el frío, otro episodio de la lucha entre el Estado y los productores de la energía solar y la crisis de la Televisión Checa son los temas más comentados por la prensa checa de este viernes.

Foto: ČTK
El frío y la nieve que azotan a toda Europa siguen acaparando la atención de la prensa checa.

“La situación aún no ha vuelto a la normalidad y se esperan nuevas nevadas”, escribe en portada Lidové Noviny. La mayoría de las carreteras de acceso a Praga estuvo paralizada el jueves. En la autopista D1, que une la capital checa con la ciudad morava de Brno, se registraron colas de hasta 20 kilómetros.

Muchos ciudadanos de Praga acataron la recomendación de la Policía y, en vez de salir en sus automóviles, utilizaron el transporte público para llegar al trabajo. Sin embargo, ni los tranvías ni los autobuses capitalinos fueron capaces de respetar los horarios.

Foto: ČTK
Los meteorólogos pronostican nuevas nevadas para este viernes. Prevén que en Bohemia del Este y en Moravia podrían caer entre 15 y 20 centímetros de nieve nueva, resalta el matutino.

Por su parte, Právo advierte de las fuertes heladas que probablemente afecten el país en los próximos días.

“Nos espera un fin de semana siberiano. El viernes por la noche, las temperaturas oscilarán alrededor de 15 grados bajo cero y el sábado por la noche alcanzarán hasta menos 20”, afirma la meteoróloga Dagmar Honsová.

De ser así, será superado el récord para ese día del año 1855, cuando midieron en Praga 14 grados bajo cero, indica el periódico.

Transportistas y panaderos calculan las pérdidas ocasionadas por la nieve, anuncia Mladá Fronta Dnes.

Foto: ČTK
“Para eliminar retrasos, salen hasta diez autobuses más de lo normal, lo que nos cuesta entre 2.000 y 4.000 euros al día”, afirma Radim Jančura, dueño de Student Agency, uno de los principales transportistas privados del país.

Pérdidas elevadas registra también la compañía Aerolíneas Checas (ČSA) que se vio obligada a cancelar decenas de vuelos este jueves.

Los panaderos y otros productores de alimentos frescos pierden mucho dinero debido al colapso del tráfico, ya que sus mercancías no llegan a tiempo a las tiendas y supermercados, escribe el rotativo.


Václav Klaus, foto: www.vlada.cz
En otro ámbito, Hospodářské Noviny informa sobre la propuesta del presidente Václav Klaus de gravar la producción de la energía solar nada más por un año.

Esto va en contra de los planes del Gobierno que quería hacerlo durante los próximos tres años. El objetivo de la medida es frenar el brusco crecimiento del número de fuentes de energía renovables subvencionadas por el Estado.

Klaus insiste que si se hace sólo por un año disminuirá notablemente el riesgo de costosos procesos judiciales con los productores de la energía solar. Los expertos le dan la razón, pero advierten que tal medida puede disparar aún más el precio de la electricidad en el país, sostiene Hospodářské Noviny.


La Televisión Checa pierde el último apoyo que tenía, resalta Lidové Noviny. El ente público es criticado desde hace mucho tiempo, tanto por su deficiente gestión económica como por la baja calidad de los programas que ofrece.

Ahora se han rebelado incluso sus colaboradores más cercanos. Más de 150 artistas y personajes de la vida pública han firmado un manifiesto en el que acusan a la Televisión Checa de servir a los intereses comerciales de su dirección más que al público. Entre los signatarios están, por ejemplo, el escritor Ludvík Vaculík y los cineastas Zdeněk Svěrák y Juraj Herz.

Los artistas piden al Gobierno que intervenga. Mientras tanto, la dirección de la televisión rechaza cualquier tipo de críticas, indica el matutino.