La mayoría de los checos apoya la reforma financiera

El 55 por ciento de los checos están convencidos de que es necesario realizar la reforma de las finanzas públicas propuesta por el Gobierno.

Mirek Topolánek
Sólo el 10 por ciento de la población rechaza cualquier tipo de reformas del sector financiero, un 35 por ciento no sabe si la reforma es necesaria, mientras que la mayoría del país está convencida de que es imprescindible llevar a cabo el proyecto. Esos datos se desprenden de un sondeo de opinión pública, realizado por la agencia Median para el diario Lidové Noviny, en vísperas de las deliberaciones de la Cámara Baja sobre el proyecto que impactará significativamente el sector de las finanzas públicas.

La coalición gubernamental ha encontrado un consenso en cuanto a la reforma y actualmente está ajustando los últimos detalles, resaltó el primer ministro, Mirek Topolánek.

"Las últimas modificaciones afectarán la financiación del presupuesto. La coalición coincidió en que si se producen modificaciones con respecto a los ingresos, por otro lado, hay que reducir los gastos".

Por su parte, el opositor Partido Socialdemócrata rechaza la reforma y en caso de que sea aprobada, incluso tiene previsto presentar una queja ante el Tribunal Constitucional, ya que la reforma supone la introducción de pagos por la atención médica. Esta medida es contraria a la Constitución, que asegura a los ciudadanos el derecho de recibir atención médica gratis en base de los seguros de salud, según indicó el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, ex ministro de Hacienda.

"Estamos convencidos de que el concepto de la reforma es malo, por lo que no presentaremos ni siquiera nuestras propuestas de modificación, ya que rechazamos el proyecto entero".

La Cámara de diputados iniciará las deliberaciones sobre la reforma de las finanzas públicas este martes.