La corona checa se dispara

Foto: Štěpánka Budková
0:00
/
0:00

El brusco fortalecimiento de la corona checa, la incertidumbre respecto al radar estadounidense en territorio checo y las medidas adoptadas por el Colegio de Médicos para frenar la corrupción son algunos de los temas de la prensa checa de este jueves.

El diario Mladá Fronta Dnes destaca en portada el brusco fortalecimiento de la corona checa, que puede suponer una tragedia para muchos empresarios del país. El cambio se sitúa hoy en 23,77 coronas por euro, cuando ayer se rozaban las 26 coronas. La subida de la moneda checa se explica por las buenas perspectivas de los mercados financieros después de varios días de pesimismo.

El rotativo también comenta las declaraciones de varios eurodiputados alemanes, que han mostrado su escepticismo en cuanto a la próxima presidencia checa de la Unión Europea. Los representantes alemanes sugieren que la República Checa podría ceder temporalmente su presidencia a Suecia hasta que el Gobierno resolviera sus problemas políticos internos.

El ministro checo para Asuntos Europeos, Alexander Vondra, ha comentado que esos eurodiputados acaban de caer de la luna y que la propuesta no es más que un disparate, informa Mladá Fronta Dnes.

Por su parte, Lidové Noviny se hace eco del estudio hecho público por EL Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Según la organización conservacionista, la República Checa ocupa el lugar 14 entre los países del mundo en cuanto a consumo de recursos por habitante. Cada checo necesita 5,5 hectáreas globales para vivir, mientras que un congoleño, por ejemplo, necesita solo media hectárea global.

Lidové Noviny también trata en sus páginas el conflicto político por la instalación en territorio checo de un radar antimisiles norteamericano. Los tratados firmados por el Gobierno deberán ser ratificados por la Cámara Baja, aunque de momento la votación ha sido postergada.

El periódico advierte del reto que supone para la coalición gubernamental ganar la votación. En contra del radar están el Partido Socialdemócrata y el Partido Comunista, y dentro de los partidos gobernantes, varios diputados parecen dispuestos a votar en contra del radar o abstenerse.

En cuanto a Hospodářské Noviny, el diario informa en portada de las medidas adoptadas por el Colegio de Médicos checo para reducir el nivel de corrupción de los galenos. La institución podrá imponer multas de hasta 1.200 euros a los médicos que acepten obsequios y viajes de las compañías farmacéuticas.

El periódico ya denunció en su momento que muchos médicos checos aceptan como regalo viajes a presuntas conferencias en países exóticos a cambio de recetar determinados medicamentos.

En sus páginas económicas, Hospodářské Noviny llama la atención sobre el hecho de que los oficinistas que trabajan para el Estado ganan más que los que forman parte del sector privado.

En la República Checa existe la creencia de que los funcionarios son trabajadores mal pagados, pero según los datos del periódico, un jefe de oficina puede ganar 200 euros más al mes trabajando para el Estado que para una empresa. Los funcionarios con el cargo de asistente tienen un sueldo 50 euros mayor.

Por último, Právo informa sobre la buena situación electoral del Partido Socialdemócrata. Según un sondeo del Centro para la Investigación de Tendencias Sociales, si las elecciones generales se celebraran ahora, los socialdemócratas obtendrían el 40 por ciento de los votos y 84 de los 200 escaños del Parlamento. El Partido Cívico Democrático, actualmente en el poder, obtendría el 26 por ciento de los votos y 55 escaños.