Karel Hašler: El rey de la canción checa

Karel Hašler

Durante su vida escribió más de trescientas canciones. Muchas de ellas se han popularizado de manera que la gente sigue cantándolas hasta la fecha. Karel Hašler, fallecido en 1941, se convirtió en uno de los cantautores checos más famosos.

Karel Hašler, foto: ČT

Nacido en 1879 en una familia obrera, Karel Hašler aprendió el oficio de guantero siguiendo el deseo de su padre. Pero su destino fue diferente; su vocación era el teatro. A principios del siglo XX se afilió a una compañía teatral ambulante de Brno. En el año 1903 ingresó en el Teatro Nacional de Praga para actuar más tarde en varios cabarés del país.

Karel Hašler, foto: public domain
Hašler comenzó a componer canciones antes de la Primera Guerra Mundial siendo influenciado por su cuñado Rudolf Friml. Sus piezas adquirieron popularidad gracias a las bonitas melodías y sus letras patrióticas, en las que destacó su amor por Praga.

Hašler acertó en sus canciones con el tono popular que divertía y conmovía a la gente y lograba incitar a cantar a todo el público. La gente sigue entonando hasta hoy día las piezas como ‘Cuando la Noche Se Inclina Sobre Praga’, ‘San Matías’ y ‘Las Viejas Escaleras Del Palacio’.

Matado por los nazis

El surgimiento del cine sonoro se convirtió en un gran hito en la trayectoria del artista que se puso a componer música, escribir guiones, dirigir y actuar, todo eso con gran éxito. Entre otras rodó la película ‘Cantautor’, que dio la vida al megaéxito ‘Nuestra Canción Checa’ y de muchas otras piezas.

Las canciones de Karel Hašler contaban con fuertes letras, lo que el autor al final pagó con su vida. En septiembre de 1941, el gran patriota fue arrestado debido a las agudas parodias dirigidas contra el Protectorado nazi de Bohemia y Moravia. Hašler murió el 22 de diciembre de 1941 en el campo de concentracón de Mauthausen.

Allí compuso su última canción, cuyo estribillo dice:

“La cabeza se me está bajando
en el medio de la lucha
es suyo mi último aliento
hermosa Bohemia, Praga mía
van a vivir, yo estoy muriendo”.