Jefe de la diplomacia israelí apreció la actitud de Chequia frente al Holocausto

Avigdor Lieberman y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK

Israel aprecia altamente la actitud de la República Checa frente al tema del Holocausto. Así lo dijo este jueves el ministro de RR.EE. israelí, Avigdor Lieberman, durante su visita a Praga. El político recalcó que, en este aspecto, Chequia podría ser un ejemplo para el resto de Europa.

Avigdor Lieberman y Lubomír Zaorálek, foto: ČTK
La visita del jefe de la diplomacia israelí, Avigdor Lieberman, a Chequia se efectuó poco después de la celebración en Jerusalén de la reunión conjunta de los Gobiernos de estos dos países. Según recalcó el ministro checo de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, el actual encuentro representó una forma de proseguir las conversaciones anteriores.

”El encuentro enlazó con la reunión de Jerusalén y hemos evaluado lo que se ha logrado durante las últimas semanas. Tratamos de impulsar que se lleve a la práctica cuanto antes lo acordado por ejemplo respecto a la cooperación en los sectores de la ciencia, las innovaciones y las investigaciones. No todas las posibilidades fueron aprovechadas todavía. Israel es para Chequia también un socio de perspectiva en lo relativo a la cooperación económica y cultural, y ambas partes tienen interés en fortalecer las relaciones mutuas”.

Avigdor Lieberman y Miloš Zeman, foto: ČTK
Avigdor Lieberman indicó por su parte que compañías israelíes invierten y seguirán invirtiendo en la República Checa, y agregó que Israel aprecia la tradicional colaboración y amistad con este país que data de 1948, cuando fue creado el Estado de Israel. Lieberman apreció la actitud de Praga frente al tema del Holocausto y el cuidado que se dedica en Chequia a los monumentos relacionados con ese triste capítulo de la historia de los judíos. Según Lieberman, Chequia puede servir de ejemplo en este aspecto para el resto de Europa.

En este contexto cabe recordar que en enero próximo llegarán a Praga estadistas de varios países, invitados por el presidente checo, Miloš Zeman, para recordar el 70 aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz, en Polonia, que se conmemora el 27 de enero.

Los ministros de Relaciones Exteriores checo e israelí hablaron en Praga igualmente de la crisis en Oriente Próximo. Zaorálek expresó su preocupación frente a la tensión que perdura entre los territorios autónomos palestinos e Israel, y destacó que las dos partes deberían abstenerse de pasos que puedan profundizar las tensiones. El ministro checo reiteró que Praga apoya una solución negociada y pacífica del conflicto.