Jan Masaryk fue asesinado

Jan Masaryk, foto: CTK

Una de las grandes incógnitas de la historia contemporánea, la muerte del jefe de la diplomacia checoslovaca, Jan Masaryk, en marzo de 1948, parece haberse descubierto. El experto en biomecánica, Jirí Straus, sostiene que el hijo del fundador del primer Estado Checoslovaco fue asesinado.

Jan Masaryk, foto: CTK
En un examen pericial elaborado para la Oficina para la Documentación de los Crímenes del Comunismo, el especialista en caídas desde altura, Jirí Straus, llega a la conclusión de que Masaryk tuvo que ser arrojado por la ventana desde su apartamento, en la sede del Ministerio de Exteriores.

"Las heridas fueron detectadas sobre todo en los talones, en la pelvis y en las vértebras. La cabeza permaneció, no obstante, intacta, prueba de una caída coordinada y de que la persona que caía estuvo consciente tratando de caer de pie y moderar así las consecuencias de la misma".

Straus precisa que las heridas sufridas a causa de la caída no fueron letales, pero que la sobrecarga a la hora de caer fue demasiado grande y le desgarró el corazón a Jan Masaryk.

Jan Masaryk, foto: CTK
El cuerpo del ministro de Relaciones Exteriores de la Checoslovaquia posbélica fue hallado en el patio del Palacio de Cernín, sede capitalina del ministerio, el 10 de marzo.

La versión oficial del antiguo régimen comunista fue que Jan Masaryk se suicidó. A esta opinión se suman, sorprendentemente, algunos colaboradores más cercanos de Masaryk, diciendo que se sacrificó de esta forma para protestar contra el incipiente terror totalitario.

Fuera como fuese, lo comprobado es que poco tiempo antes de su muerte, el piso de Masaryk fue allanado y las personas que irrumpieron, le agredieron física y psíquicamente.

Las pistas conducen a la Policía Política del antiguo régimen comunista checoslovaco o directamente a la extinta Unión Soviética. Sin embargo, sin la apertura de los archivos soviéticos, la muerte de Jan Masaryk no se puede aclarar satisfactoriamente.