Isidoro de Sevilla completa el enciclopedismo moderno checo

r_2100x1400_radio_praha.png

Las casas editoriales checas se esfuerzan desde hace doce años por cubrir amplias lagunas en el enciclopedismo moderno que surgieron debido a la Segunda Guerra Mundial y los 40 años de la censura ideológica del régimen comunista. A la eliminación de estas lagunas contribuye asimismo San Isidoro de Sevilla con sus Etimologías.

La casa editorial checa Oikumené publicó en 1998 las primeras tres partes de Etimologías, el famoso compendio de todo el saber antiguo, escrito en el siglo VI en latín por el arzobispo de Sevilla, San Isidoro. Hace dos años fue publicada la décimo-sexta parte dedicada a la minerología.

De este modo, dicha empresa inauguró el proyecto de enriquecer los conocimientos de la nación checa con uno de los monumentos de la cultura europea, levantado en la Península Ibérica entre los años 560 y 636 por el polihistoriador San Isidoro, cuyos restos mortales descansan en la Basílica de León.

La editorial quiere ofrecer a los lectores checos la traducción de todos los veinte tomos de las Etimologías de San Isidoro, editando a fines del año pasado sus libros XIII, XIV y XV, que describen el mundo y la Tierra con sus partes, así como los edificios y las superficies agrícolas.

Es un hecho bastante curioso que los checos hayan tenido que esperar más de mil años para poder conocer en su propio idioma esa obra legendaria, aunque los eruditos y cultos locales ya habían tenido acceso a las Etimologías en el idioma original, es decir el latín, o en traducciones a otras lenguas.

La segunda curiosidad es que la primera traducción checa de la obra de San Isidoro de Sevilla se realizó ya en 1607, pero en aquel entonces no se trató de Etimologías, sino del libro Sinónimos, conocido también con el título de Soliloquios y el subtítulo "De los sinónimos en la lamentación del alma pecadora".

Dicho libro, escrito en forma de diálogo entre el Hombre y la Razón, fue traducido al checo por el noble de origen alemán, Sixto de Ottersdorf.

El enciclopedismo moderno comenzó a desarrollarse en Europa desde mediados del siglo XVIII. El primer diccionario didáctico o enciclopédico checo fue publicado entre 1888 y 1909. Su título fue "Diccionario Didáctico de Otto" y sus 28 tomos reflejaban el desarrollo multilateral de la ciencia, la política y la cultura mundiales, cumpliendo asimismo el papel de testimonio representativo del movimiento de renacimiento nacional.

A lo largo del siglo XX se trató del más amplio diccionario enciclopédico checo. Después del desmoronamiento del régimen comunista en 1989 se publican contínuamente reediciones de todos sus tomos y paralelamente se edita la "Gran Enciclopedia Didáctica Diderot". Las traducciones checas de Etimologías de San Isidoro de Sevilla pertenecen al contexto de estos esfuerzos por la renovación cultural.

Autor: Vít Urban
audio