Incendio consumió gran parte del Palacio de Industria en Praga

Foto: CTK

El recinto ferial de Praga-Holešovice, fue afectado este jueves por un gigantesco incendio que destruyó por completo el ala izquierda del Palacio de Industria y deterioró gravemente el resto del edificio. Los daños materiales se estiman en unos 32 millones de euros.

Foto: CTK
El incendio se desató en el recinto ferial de Praga-Holešovice a las siete de la tarde de este jueves y pronto alcanzó gran parte del Palacio de Industria.

Centenares de personas, que asistían a un concierto, tuvieron que ser evacuadas. Cerca de 300 bomberos profesionales y voluntarios lucharon contra las llamas durante varias horas. Dos personas resultaron heridas levemente, afirmó el jefe de los bomberos de Praga, Dalibor Gosman.

“En la extinción del incendio trabajaron diez equipos de bomberos profesionales de Praga y 24 equipos de voluntarios que fueron convocados para ayudarles. Dos bomberos resultaron heridos de levedad”, señaló Gosman.

Los medios de comunicación especulan que el motivo del incendio pueda ser un ajuste de cuentas. En la parte más afectada por el fuego tenía sus oficinas y almacenes el empresario Václav Kočka, cuyo hijo fue asesinado hace poco.

 Palacio de Industria en Praga antes del incendio (Foto: CTK)
El alcalde de Praga, Pavel Bém, sostiene, sin embargo, que todavía es pronto para sacar conclusiones.

“Actualmente es imposible definir las causas del incendio. Fue establecido un equipo de expertos que se ocupará de investigar el caso. Sacar cualquier tipo de conclusiones sería incorrecto en este momento”, indicó Bém.

Además de revelar los motivos del incendio, los especialistas deberán decidir también el futuro del Palacio de Industria. Diseñado por los arquitectos Bedřich Münzberger y František Prášil, el edificio fue construido en estilo modernista en 1891. Con sus típicas construcciones de acero fue el símbolo del recinto ferial de Praga-Holešovice.

Durante los 117 años de su existencia acogió un sinnúmero de exposiciones, conciertos, desfiles de moda y otras actividades culturales. El alcalde de Praga, Pavel Bém, sostuvo que no puede imaginarse que el monumento desaparezca del mapa de la ciudad.