Iglesia Católica checa analiza problemas sociales

r_2100x1400_radio_praha.png

La Conferencia Episcopal Checa presentó a debate público un documento que analiza los problemas sociales que afectan a la República Checa titulado "La Paz y el Bien".

La Iglesia Católica checa formula en el documento conceptos y temas encaminados al mejoramiento de la atmósfera social que reina en la República Checa. En el prólogo del documento la Iglesia Católica se adjudica parte de la responsabilidad histórica por el estado actual de la sociedad checa que ha abandonado los valores cristianos tradicionales, lo que ha provocado el aumento de la decadencia de la moral en el país.

El equipo de expertos que se encargó de la redacción del texto durante casi tres años fue cooordinado por el presidente de la Academia Cristiana Checa, Tomás Halík. El documento se refiere a los problemas más candentes de la sociedad después de la "Revolución de Terciopelo" desde el punto de vista de la doctrina social de la Iglesia. "Lamentamos que en la República Checa las Iglesias cristianas conlleven parte de la responsabilidad por las dificultades sociales que afectan al país también en el siglo que finaliza," se subraya en el documento de la Iglesia Católica. Asimismo se constata que los cambios sociales después del desmoronamiento del régimen comunista han carecido de dimensiones morales y éticas.

"La gran transfromación económica, política, cultural, espiritual y jurídica que atravesó la sociedad checa, debe transcurrir en un entorno ético. No bastan los cambios en las relaciones jurídicas o la creación de un nuevo orden jurídico, lo más importante es la atmósfera ética en la que han de ocurrir esos cambios," expresó durante la presentación del documento eclesiástico el obispo auxiliar de Praga, Václav Malý, uno de los protagonistas de los cambios sociopolíticos de noviembre de 1989.

Según el obispo Malý, el mayor error de los gobiernos democráticos, llegados al poder después de la "Revolución de Terciopelo", radica en la "continuidad" de la vigencia de algunas leyes existentes desde antes de los cambios de 1989, lo que significa que crímenes del régimen anterior pueden castigarse sólo tomando en cuenta el estado jurídico de la época comunista. El padre Malý resaltó asimismo que la sociedad puede progresar siempre y cuando se aplique el respeto jurídico, la responsabilidad del individuo y la identificación con virtudes como la tolerancia, la honestidad, la veracidad y el cumplimiento de las promesas.

Autor: Vít Urban
audio